Propiedades del vino que son buenas para la salud

El consumo de vino en los adultos, si se limita a uno o dos vasos diarios, tiene una serie de propiedades beneficiosas para el organismo. No ha de extrañar que esta bebida se consuma habitualmente desde la Antigüedad. Eso sí, es importante que recordemos que no ha de haber contraindicaciones médicas.

Propiedades para la salud del vino

La mayoría de medicamentos no son incompatibles con un consumo moderado de vino pero, en caso de duda, tenemos que abstenernos y preguntar al facultativo.

Alimento nutritivo

Los vinos se consideran alimentos, porque cuentan con una cierta proporción de vitaminas y minerales, dado que el alimento base es la uva. Hay que indicar, por ejemplo, que este producto contiene hasta 10 oligoelementos esenciales.

En consecuencia, estamos ante un alimento que es perfectamente compatible en una dieta que pretenda ser equilibrada. propiedades vino 

Mejora la función cognitiva

Las personas que consumen esta bebida con moderación pueden prevenir el desarrollo de demencias. Esto se debe a que los vinos son ricos en antioxidantes, que son ideales para evitar la inflamación y coagulación, mejorando el riego sanguíneo.

Un consumo moderado favorece la agilidad mental y, a la larga, tendremos una mejor calidad de vida.

Previene enfermedades cardiovasculares

Mucho se ha hablado, y con razón, sobre la posibilidad de que las bebidas fermentadas reduzcan el riesgo de enfermedades cardiovasculares. La realidad es que el resveratrol, un componente esencial del vino, posee efectos antitrombóticos.

En consecuencia, sí que sirve para prevenir enfermedades del corazón. No ha de extrañar que algunos facultativos aconsejen un consumo diario moderado.

Es una bebida baja en sodio

Hay un mito que dice que los hipertensos no pueden tomar esta bebida, y nada más lejos de la realidad. La cantidad de sodio que contiene una copa es de 5 miligramos, que es muy baja si la comparamos con las pautas recomendadas de consumo.

La OMS (Organización Mundial de la Salud) indica que la cantidad recomendada es de 5000 miligramos diarios, así que no tendremos ningún problema.

Los sulfitos no generan resaca

Uno de los falsos axiomas sobre los vinos es que los sulfitos están íntimamente relacionados con la sensación de resaca. Esto no es cierto, porque el anhídrido sulfuroso está presente en varios alimentos sin alcohol, como el queso o el pan.

Este componente no genera problemas de resaca y, en consecuencia, habría que romper con esta falsa creencia. Esta bebida es saludable y no deja malestar si no se abusa, claro está.

Apenas engorda

El vino tiene un aporte calórico limitado que lo convierte en una alternativa interesante. Para hacernos una idea, el elemento que marca la diferencia en cada copa es el azúcar. La realidad es que una copa de vino no suele tener más de 4 o 5 calorías, siendo, pues, una alternativa interesante para mantener la línea.

Dicho de otra manera, los vinos engordarán en función de la proporción de azúcar que posean, siendo más pesados los dulces. Es importante tener en cuenta este aspecto, para no llevarse sorpresas desagradables.

propiedades del vino

¿Quieres conocer cuál es el vino más caro de España? ¡También puedes probar las lagrimas de unicornio vino y descubrir cómo se elaboran!

Sin comentarios

Añadir un comentario