que es el ghee y como usarlo en gastronomía

Conocer más acerca del ghee

Uno de los ingredientes más utilizados en la gastronomía hindú, así como en otros países asiáticos, es el ghee, que significa básicamente mantequilla clarificada. Su origen es muy antiguo, tanto que ya se menciona en textos ayurvédicos, ya que para esta filosofía es considerado como "oro líquido", con múltiples beneficios para la salud, y se consume tanto a nivel externo como interno a través de la alimentación.

El ghee y sus propiedades

Para comprender mejor lo que es el ghee, es importante conocer el proceso de clarificación. Consiste en calentar la mantequilla preferentemente sin sal, durante largo tiempo y a fuego lento, en ocasiones al baño maría hasta que se purifique. De este modo, se evapora el agua de la leche, y los sólidos, que son en su mayoría azúcares y proteínas, se apartan, con el fin de dejar únicamente la grasa, que es altamente saturada y aguanta altas temperaturas sin riesgo de oxidación.

El resultado es un líquido de color dorado ámbar, que se dejará solidificar a temperatura ambiente. Normalmente no es necesaria su conservación en el frigorífico, aunque sí es aconsejable que se mantenga en un lugar apartado de la luz. Su sabor es ligeramente ahumado e intenso, y recuerda a la nuez.

En cuanto a sus beneficios para la salud, es fuente de vitaminas K2, A y E, que no se encuentran fácilmente en la alimentación actual. También contiene minerales como zinc, calcio, cromo, fósforo, etc. Es rico en grasas saturadas, y ofrece un alto valor energético. Por esta última razón su uso ha de ser siempre moderado, al igual que otros aceites, con el fin de beneficiarse de todos sus nutrientes.

Por sus propiedades nutricionales, ofrece múltiples ventajas, como el poder antioxidante, combate la acción de radicales libres, protege la salud cardiovascular, las mucosas y mejora la visión por su contenido en vitamina A. También mejora la salud del sistema nervioso y, a nivel del aparato digestivo, lubrica el tracto intestinal, previniendo el estreñimiento. Además, protege la mucosa gástrica, por lo que resulta beneficioso en los casos de reflujo y acidez, frente a otros tipos de grasa que pueden irritar la mucosa. Por otro lado, si bien se trata de un tipo de mantequilla, al haber eliminado las proteínas y el agua de la leche, el ghee puede ser consumido por las personas intolerantes a la lactosa. 

Los usos del ghee en la gastronomía

En cuanto a sus usos en la cocina, el ghee es una grasa con la que se pueden cocinar una gran cantidad de platos, tanto salados como dulces (por ejemplo es muy usado en repostería oriental). Aporta un aroma y sabor muy especiales, que dan un toque diferente a los platos. Además, también existe la posibilidad de combinarlo con numerosas especias, lo que se conoce como ghee especiado. E incluso se utiliza muy frecuentemente en infusiones calientes, especialmente en la dieta ayurvédica.

En la actualidad, es fácil encontrar ghee en la mayoría de las ciudades, debido a que cada vez es más conocido. Es muy posible encontrarlo en grandes superficies, y también en tiendas especializadas o establecimientos de gastronomía asiática. También se puede adquirir en tiendas online.

Semillas de chía: ¿Un súper alimento?

Cómo hacer ghee en casa

El ghee es un tipo de mantequilla clarificada muy popular en la India, aunque su consumo se está extendiendo cada vez más a otros países. Y es que tiene muchos beneficios para la salud. Sin embargo, su precio es bastante elevado. Una solución a este problema es optar por una receta casera de dicho alimento. ¿Cómo hacer ghee en casa?

Se trata de una receta sencilla de hacer puesto que tan solo precisa de tres ingredientes: mantequilla (a ser posible, sin sal), dos hojas de laurel y una pizca de sal. Estos son los pasos para hacerla en casa.

  1. Primero, debemos calentar una cazuela a fuego medio. Después, echaremos la mantequilla junto a las dos hojas de laurel. Removeremos hasta que la mantequilla esté derretida.
  2. En segundo lugar, tendremos que retirar la espuma que se forma en la superficie de la mantequilla. Cuanto mayor sea la temperatura que alcance la mezcla, más se irán separando los elementos sólidos de la mantequilla.
  3. Una vez enfriada la mezcla, retiraremos las hojas de laurel y colaremos el ghee. Así se terminan de separar los sólidos y nos quedamos con el aceite. Elixir dorado lo llaman los ayurvedas.
  4. Por último, añadiremos un poco de sal y removeremos. El ghee adquiere una textura granulada gracias a la presencia de sal.

Pues aquí está: ya tenemos el ghee. Podemos conservarlo varios meses sin necesidad de refrigerar. Y en caso de refrigerar, se conservará durante mucho más tiempo que la mantequilla común. Todo son ventajas.

7 ideas para comer ghee

  • Se puede usar para freír alimentos, al igual que hacemos con el aceite de oliva o de girasol.
  • Se puede usar como complemento en el desayuno. Por ejemplo, para untar en el croissant o en el pan de tostada.
  • Sirve para hacer una receta sana de palomitas, en vez de emplear la mantequilla al uso.
  • En la India, se consume sobre el pan llamado chapati.
  • Se puede comer como aderezo en platos típicos indios como curry rojo de pollo y lassi de mango.
  • Se ingiere en recetas como los fideos con piña bañados en ghee.
  • En cosmética, el uso del ghee está muy extendido pero, particularmente, se emplea en la fabricación del khol hindú (lápiz para hacernos la raya del ojo).

En definitiva, el ghee es un alimento muy beneficioso no solo por sus propiedades sino porque es muy adecuado para las personas intolerantes a los lácteos. Además, como hemos visto, es muy versátil y, al igual que ocurre con el aceite, se puede usar para cocinar o acompañar prácticamente cualquier plato. Y, por si fuera poco, es fácil de hacer. ¿Habéis hecho alguna vez ghee casero? ¿Os animáis a compartir con nosotros vuestras ideas de cómo hacer ghee en casa?

¿Sirve el ghee para adelgazar? ¡Descúbrelo aquí!

1 comentario

  • Hace 23 horas

    Belén

    ¿Se puede tomar la mantequilla ghee, en caso de colon irritable?

Añadir un comentario