gastronomía belga

Platos típicos de bruselas :mejillones y patatas

La gastronomía de Bruselas, también llamada flamenca, tiene varias preparaciones deliciosas entre las que destacan el volován relleno, albóndigas con champiñones y el estofado de ternera. Pero lo que se encuentra en cualquier lugar es una deliciosa combinación: los mejillones con patatas fritas.

Mejillones con patatas fritas

Este plato, aunque se consume en toda Bélgica, es más característico de Bruselas y de la costa. Se le considera el plato nacional belga y puede denominarse moules-frites o mosselen met friet.

Las patatas

Las que se utilizan son muy adecuadas para la doble fritura a la que se someten, que la hace distinta a las patatas francesas. Son de la variedad denominada bintje, que se dice son las más sabrosas del mundo. Suelen servirse en puestos callejeros presentadas en un cucurucho y se les añaden más de 50 salsas diferentes.

Desde finales del siglo XIX los puestos de patatas fritas introdujeron los mejillones como acompañante, por lo que el consumo de esta combinación se popularizó. Posteriormente fue incorporado a los menús de los restaurantes.

comida tipica de belgica

Los mejillones

La temporada de este molusco se extiende de julio a abril, aunque son mejores entre mayo y agosto. Están disponibles en invierno, y esta es la razón por la cual se preparaban en los hogares belgas en sustitución del pescado o la carne, más costosos y escasos en esa estación. Desde este humilde origen ha llegado actualmente a llamarse al mejillón el "oro negro" por su alta demanda.

Entre los siglos XVI y XIX se libraron batallas por tener acceso a la recogida de mejillones de los bancos. Esta disputa terminó con la resolución de adjudicar parcelas a los pescadores. De allí se estableció la costumbre de comerlos en expendios que se establecieron en la ruta de procura y transporte de este producto por el río Escalda.

Existe un manuscrito flamenco que data de 1781 en el que se basan los belgas para afirmar que el origen del plato está en Bélgica y no en Francia. Este escrito recoge la forma de prepararlo, que es como en la actualidad.

La receta de mejillones a la flamenca es muy simple pero gustosa. Se añaden a los mejillones limpios y con cáscara sal, apio, perejil y pimienta y son cocinados brevemente en un recipiente tapado.

En la actualidad algunos locales utilizan una olla especialmente diseñada para disfrutar de este plato. Va directo del fuego a la mesa y la tapa está diseñada para que sirva de recipiente para las cáscaras vacías.

A cada comensal se le sirve un kilo y medio de mejillones en su cáscara y en la misma olla de la cocción. Este abundante condumio, con patatas fritas y un buen vaso de cerveza belga no puede ser más representativo de la gastronomía flamenca. Déjanos tu comentario si los has probado.

comida tipica de belgica

Sin comentarios

Añadir un comentario

Buscar
Suscribirse

A los efectos previstos en el Reglamento General de Protección de Datos (RGPD), se le informa que los datos personales que nos facilita a través de este formulario se incorporarán a un fichero de la entidad DAYVO SISTEMAS S.L.U.. Puede ver información detallada en nuestro Aviso Legal y Política de Privacidad.

  he leído y acepto la RGPD