El maridaje perfecto para cada tipo de cerveza

La combinación armoniosa entre el sabor de la cerveza y la gastronomía es el arte del maridaje. Una manera única de disfrutar de la comida y la bebida en equilibrio con los sabores y los olores sin que sobresalgan ninguno de ellos. Poder llegar a ese punto de encuentro entre ambos elementos es todo un reto donde las normas o explicaciones racionales no existen. En la mayoría de ocasiones la intuición o el gusto personal de cada uno es la única guía que podemos seguir. Hoy os daremos algunas claves para encontrar la fórmula perfecta entre gastronomía y cerveza, ¡No te lo puedes perder!

maridaje de cerveza

Analizamos los principios básicos del arte del maridaje de cerveza

El maridaje con cerveza puede tener unos puntos de combinación lógicos, este es el caso de los platos que contengan alimentos ácidos, tales como el vinagre. Ensaladas con este tipo de aliño, carnes o pescados en escabeche ... pueden proporcionarnos matices de sabor extraordinario. En los platos donde el tomate tenga una gran relevancia se crea una gran armonía debido a la acidez del mismo. Ocurre lo mismo con algunas verduras con toques ácidos, que aunque hacen que otras bebidas alcohólicas deformen sus sabores, con la cerveza se combinan a la perfección.

El picante se ha comprobado que deja en nuestro paladar una sensación de agobio que muy pocas bebidas con alcohol suelen apaciguar. Esta bebida puede ser el toque perfecto a ese tipo de platos.

Puede llegar a ser el acompañante perfecto de carne magra o pescados con altos contenidos grasos, ya que sirve para limpiar nuestro paladar de aquellas grasas que no nos benefician y al mismo tiempo nos refresca.

el arte del maridaje

Otra combinación con la que se ha utilizado de forma sorprendente es con el chocolate, el cual tiene unos aromas fuertes y muy persistentes. La repostería hecha con las cervezas más oscuras es una buena prueba de que están en armonía debido a el gusto de esta a regaliz y frutos secos.

Tipos de cerveza y su maridaje

Las cervezas suaves de baja fermentación tipo lager pilsen combinan a la perfección con platos en los que predomina la carne de ternera o pollo, en especial al teriyaki, ya que su sabor agridulce hace que no se anule el sabor de esta bebida. Dentro de los pescados también podemos encontrar mezclas interesantes, como la que se obtiene al combinar estas cervezas suaves con la mojama de aún, que aporta una cantidad imporante de grasa y sal. Las verduras rebozadas por ejemplo en tempura o las salsas con tomate son una elección acertada.

alimentos para acompañar la cerveza

Las cervezas de cuerpo medio como las lager especial o extra, combinadas con las carnes rojas como la ternera o el cerdo a la parrilla de carbón llegan a un punto de encuentro excepcional. Con los pescados azules y grasos como los arenques o el salmón combina bastante bien, sin dejar de lado a otros pescados como el bacalao por su salazón. En cuanto a las verduras, encontramos una buena armonía con los espárragos por el contraste que crea y con las berenjenas por su sabor más amargo.

Por último, las cervezas intensas de alta fermentación con sabores más amargos como las famosas negras o stout para los estofados de carne o con platos dulces son una buena elección. Las tipo Ale o Abadía con los quesos suaves tipo brie o camembert y con las verduras más amargas como la alcachofa, encontramos un gran equilibrio al combinar ambos elementos.

maridaje de cerveza oscura 

Aprender a crear el maridaje perfecto de sabor y olor entre los alimentos y los diferentes tipos de cervezas es un arte con el que podemos crear experiencias culinarias únicas en nuestros paladares.

Añadir un comentario