piscinas naturales

Las 7 mejores piscinas naturales de Burgos

Los hermosos paisajes donde abunda el agua son uno de los encantos que atraen a los turistas que acuden a la provincia de Burgos. Disfrutar de sus piscinas fluviales se convierte en un placer para los sentidos. Veamos cuáles son las mejores piscinas naturales de Burgos.

Las 7 mejores piscinas naturales de Burgos

Fuente Prior

En Burgos capital encontramos el Parque Natural de Fuentes Blancas. Fuente Prior es una playa artificial de arena que se creó en los años 80. La zona cuenta con amplias zonas verdes para descansar y también áreas de ocio. Podemos acceder en coche o en bicicleta gracias al carril bici que la comunica con la ciudad.

Pozo Azul

Ubicado en la localidad de Covanera, al norte de Burgos, encontramos esta poza natural que brota de las piedras calizas. Su nombre de debe al precioso color turquesa de sus aguas, más oscuro según la profundidad que van adquiriendo las aguas. Se trata de una zona de aguas muy frías. Está muy frecuentada por los espeleobuceadores al ser considerada la cueva sumergida más larga de España. piscinas naturales leon

El Pantano de Arlanzón

En el término municipal de Villasur de Herreros hallamos el pantano de Arlanzón. Una presa de hormigón regula el agua que el río Arlanzón recibe durante la época de deshielo de la Sierra de la Demanda, para evitar inundaciones en Burgos y alrededores. Tiene 15 Km de costa y está permitida la práctica de la pesca y de los deportes de agua.

La Cascada de Pedrosa de Tobalina

Conocida también con el nombre de Cascada del Peñón, en el río Jerea, es espectacular la fuerza de las aguas durante el invierno y su mansedumbre en las épocas estivales que favorecen el baño. La cascada tiene 100 metros de longitud y 12 metros de altura. Se trata de un paraje precioso que sin duda merece la pena visitar si se está en la zona.

Las Pozas de Orbaneja del Castillo

Se encuentran en la comarca de Páramos, la erosión continuada del agua de la cascada de la gran Cueva del Agua de Orbaneja del Castillo sobre la piedra caliza ha ido formando estas pozas.

Piscina fluvial natural de Espinosa de los Monteros

Rozando casi ya Cantabria llegamos al pueblo Espinosa de los Monteros, donde junto a la Torre de los Velasco, encontramos esta piscina fluvial de origen natural formada por el rio Trueba. Tiene un salto de agua y también áreas verdes con sombra y zonas recreativas para disfrutar de la jornada.

Además, hay varias rutas cercanas para los que quieran moverse un poco.

Las Calderas de Neila

Ubicadas en lo alto de la Sierra de Neila, en la provincia de Burgos, están las Calderas de Neila a las que solo es posible acceder a pie. Se trata de un paisaje mágico de callejones, desfiladeros, pozas y cornisas de las que es responsable el arroyo Palazuelo. Entre cascada y cascada vamos descubriendo las pozas de increíbles aguas verdosas que invitan irremisiblemente al baño tras la caminata que implica descubrirlas. piscinas naturales leon

Sin comentarios

Añadir un comentario