Semillas de chía: ¿Un súper alimento?

No cabe duda que las rutinas actuales nos llevan a considerar el tiempo como algo muy valioso. Por eso, es importante conocer nuevas alternativas para disfrutar de nuestro día a día de manera saludable. Las Semillas de chía entran en juego como un alimento potente y saciador. Conocer sus propiedades y aprovechar sus ventajas nos ayudará a administrar mejor nuestra energía física para enfrentar nuestra cotidianidad.

¿Por qué no caducan estos alimentos?

Beneficios de las semillas de chía

Cuenta una leyenda que los antiguos mayas y aztecas eran aficionados a consumir este superalimento. Con el paso del tiempo, las ventajas que provocaban se expandieron hasta volverse sumamente populares en la actualidad. Entre sus mágicas propiedades, podemos destacar las siguientes:

✔️ Aportan omega-3 y omega-6 para facilitar el correcto funcionamiento de los sistemas inmunológico, cardiovascular y circulatorio. Por lo tanto, ayudan a prevenir problemas del corazón y reducen el colesterol debido a sus propiedades antiinflamatorias, antitrombóticas y vasodilatadoras.

✔️ Contienen una buena fuente de calcio, magnesio y boro. De esta manera, los huesos y los músculos de nuestro cuerpo quedan protegidos y reforzados. Tengamos en cuenta que nuestra dentadura, al igual que el esqueleto, es de vital importancia.

✔️ Al momento de regularizar nuestro tránsito intestinal y darnos saciedad, agradecemos el alto contenido en fibra que poseen.

✔️ Son capaces de controlar el azúcar en sangre debido a su habilidad de absorber líquidos. En el caso de incorporarlas a nuestras dietas cotidianas, favorecen la pérdida de peso. Asimismo, la constancia y la dedicación son fundamentales para obtener los efectos deseados. Cabe señalar que las personas diabéticas se ven gratamente beneficiadas por dichas propiedades.

¿Cómo tomar semillas de chía?

Consumir este superalimento es muy sencillo. Se trata de incorporarlas a las diferentes recetas de forma versátil. Con una o dos cucharadas por día, que corresponden a unos 25 gramos, es más que suficiente. En un principio, algunas personas suelen reducir su uso para facilitar la asimilación. Pero, al cabo de un tiempo, se volverá una rutina de lo más práctica. Se pueden disolver en la bebida y añadirse tanto a recetas dulces como saladas.

Cabe señalar que tomarlas en exceso puede ser perjudicial para nuestro organismo. La razón de esto es que nuestro cuerpo puede acostumbrarse a la incorporación de nutrientes y dejar de producirlos de forma automática. De esa forma, tendríamos problemas gastrointestinales de diversos tipos. Siempre se debe apuntar a mantener el equilibrio.

Alimentación creativa

Las Semillas de chía tienen una disposición muy particular para adaptarse. Por eso, puedes improvisar todo tipo de recetas y dar rienda suelta tu imaginación al momento de consumirlas. Mézclalas con yogur, añádelas en la repostería, sustitúyelas por el huevo, incorpóralas a tus batidos y tés. Improvisa con ellas todo lo que quieras y déjanos en los comentarios tus hallazgos.

Sin comentarios

Añadir un comentario