bebida brasil

Curiosidades del mundo de la gastronomía: la caipirinha

Una de las ventajas de la gastronomía como afición es que nos permite jugar con las elaboraciones culinarias y probar distintas variantes de un mismo producto, ya sea alimento o bebida.

Hoy hablaremos de la caipirinha o caipiriña, célebre combinado típico y originario de Brasil, de donde es bebida nacional desde el año 2003. Se elabora a base de cachaça, lima, azúcar y hielo. Su ingrediente principal es un ron dulce, la cachaça, obtenido a partir del zumo de caña de azúcar fermentado.

Para quien quiera atreverse a ella y sorprender a sus amigos en la próxima celebración, a continuación incluimos la receta más clásica.

Receta de la caipirinha brasileña

Ingredientes

- 70 cl de cachaça.

- 12 cucharadas de azúcar.

- 5 limas.

- Un poco de jengibre fresco, bien pelado, rallado en finas capas.

- 1 kilo de cubitos de hielo triturados.

- Un manojo de menta fresca.

Modo de elaboración

Lo principal en este cóctel es respetar las medidas indicadas y los ingredientes. En caso de no disponer de cachaça en nuestro supermercado habitual, podemos adquirirla en licorerías o bodegas especializadas o bien en grandes superficies que suelen tener más variedad de licores.

Lo primero es rallar las limas, cuidando de no desperdiciar el producto. La parte que se debe rallar es la más verde, evitando la blanca que aportaría un desagradable amargor.

Una vez ralladas las limas, se reservan las ralladuras y el resto de la fruta se exprime vertiéndola en una jarra, eso sí, colándola para evitar las pepitas. Después se echa el azúcar, las ralladuras, el resto de la lima y el jengibre.

A continuación se tritura todo para que no se pierda nada del sabor y se llena la jarra hasta la mitad con el hielo picado. Luego se vierte toda la cachaça y se remueve bien.

Es fundamental probar antes la mezcla. Si resulta ácida, se puede compensar con azúcar. Se agrega el resto del hielo picado y las hojas de menta partidas para que desprendan su esencia en la bebida. Finalmente, debe removerse muy bien.

Consejos

Al elaborarse con hielo, no es necesario introducirla en la nevera antes de servirla. Pero eso sí, conviene prepararla poco antes de servirla para evitar que el hielo se deshaga aguando demasiado la mezcla.

Si la lima resulta demasiado ácida, es posible sustituirla por limón, aunque ya no sería una receta tan ortodoxa y se desvirtuaría un poco el sabor.

En caso de no disponer de hielo picado, es buena idea trocear los cubitos previamente introducidos en una bolsa de plástico, golpeándolos con un mazo de cocina de madera sobre la tabla de picar.

Para servirla de un modo atractivo, es aconsejable introducir un par de pajitas cortas en el vaso.

Esta es la receta más tradicional, pero desde su creación no han dejado de aparecer variantes, modificando los ingredientes. Veamos algunas.

Caipirinha de fresa

Se trata de sustituir la lima por fresas y, para el toque final, impregnar con lima los bordes de los vasos y colocarlos sobre un plato con azúcar moreno para que esta se adhiera a los bordes.

Caipirinha de kiwi

En este caso, se emplearía una sola pieza de lima y 4 kiwis, reservando unas rodajas de los mismos para la decoración del borde de los vasos.

Caipirinha de vodka o caipiroska

Es una variante ideal para cuando no se dispone de cachaça, porque se sustituye este licor por vodka con un resultado igual de apetecible.

Caipirinha sin alcohol

Y para los abstemios, también existe la caipirinha sin alcohol. La fruta a utilizar en este caso sería un limón, una lima y una naranja. La cachaça se sustituye por 300 ml de gaseosa.

Una bebida deliciosa y refrescante para el verano. ¡Salud! tendencia brasil

Sin comentarios

Añadir un comentario