recetas de mantequilla de cacahuete

Recetas ligeras con mantequilla de cacahuete para hacer en 5 minutos

La mantequilla o manteca de cacahuete sabe deliciosa en los platos frescos y dulces. Compruébalo con estos 3 snacks nutritivos e irresistibles.

Recetas light y rápidas con mantequilla de cacahuete 

Helado de crema de cacahuete y fresa

Ingredientes

  • 450 g de plátanos o bananas congelados.
  • 120 g de fresas.
  • 100 gramos de crema de cacahuete.
  • Miel, sirope de arce o similar.

Preparación

1. Bate bien todos estos ingredientes en tu batidora o licuadora. Como los plátanos estaban congelados, ya tendrás la consistencia y la frescura de un helado. mantequilla de cacahuete

Muesli de cacahuete

Prepara un delicioso bol de cereales que te dará energía para toda la mañana.

Ingredientes

  • 1 cucharada de mantequilla de cacahuete.
  • 1 plátano o banana.
  • Avena o copos de maíz, lo que más te guste.
  • Arándanos.
  • Miel al gusto.
  • Leche de almendras, de avena o cualquier leche de sabor suave y ligeramente dulce.

Preparación

1. Corta el plátano en rodajas y combina los ingredientes. Te recomendamos dejarlos reposar durante unos minutos, durante los que puedes preparar tu café o asearte antes de salir.

Otra excelente idea es mezclar los cereales, la leche, las rodajas de plátano y la miel la noche anterior y dejarlos en la nevera. Tendrás que añadir un poco más de leche porque los cereales van a absorber más. A la mañana incorpora el resto de ingredientes, ¡verás qué explosión de sabores!

mantequilla de cacahuete

Sándwich helado de cacahuete

¿Recuerdas los clásicos sándwiches helados? Si pruebas estos, ya no querrás otros.

Ingredientes

  • Trozos de plátano congelado.
  • 80 g de mantequilla de cacahuete.
  • 60 g avena molida.
  • Sirope de arce, vainilla o trocitos de chocolate (opcional).

Preparación

1. En un bol, mezcla bien la mantequilla de cacahuete y la avena molida con ayuda de una cuchara, hasta obtener una masa parecida a plastilina.

2. Aplasta la masa con un rodillo. Para que no se pegue a la superficie, puedes hacerlo sobre una lámina de papel vegetal.

3. Con un molde, haz las galletas. Puedes hacerlas cuadradas, redondas, rectangulares... depende de cómo quieras tu helado. Puedes usar las cosas que tienes en casa, como vasos o recipientes de la cocina para hacer esto.

4. Guarda las galletas en el congelador sobre el papel vegetal o film de plástico para que no se peguen al congelarse.

5. Mientras se congelan, prepara el relleno: tritura los plátanos con el ingrediente que hayas elegido (sirope, vainilla, trocitos de chocolate...) o simplemente al natural. Si hace mucho calor, es posible que la masa se derrita otra vez. Si es el caso, colócala sobre una bandeja o molde alargado, formando una capa de unos centímetros y ponla en el congelador unos 15 minutos.

6. Usa el mismo molde que utilizaste para las galletas para coger cantidades de helado con la misma forma que las galletas y ponlas entre dos de ellas. Forma así tus helados y guárdalos en el congelador.

Un truco: si pinchas las galletas con un tenedor conseguirás los clásicos "agujeritos" de las galletas de sándwich helado.

Un consejo: si estas recetas de helados han tenido éxito, cada vez que te sobren plátanos y temas que se echen a perder, córtalos en pedazos y congélalos. recetas con mantequilla de cacahueta

Sin comentarios

Añadir un comentario