recetas originales de alitas de pollo

3 recetas con alitas de pollo para chuparse los dedos

Las alas de pollo, además de ser excelentes para preparar caldos, también son muy versátiles y se adaptan a todos los métodos de cocción. Además, son una de las partes del pollo más económicas.

1. Alas de pollo con aire marroquí

Esta receta es para dos personas y lleva algunos ingredientes propios de la cocina de Marruecos, que le dan un sabor único y punzante. Necesitaremos de 6 a 8 alitas de pollo, 1 cucharada de harissa, 1 cucharadita de ras el hanout, 2 cucharadas de aceite de oliva, 50 mililitros de vino blanco, 50 mililitros de caldo de pollo, el zumo de un limón, ajo en polvo, sal y pimienta negra.

  • Para la preparación

Limpiamos y lavamos las alas, retirando los posibles restos de plumas y cortando el extremo distal. En un bol batimos cuidadosamente el aceite de oliva, el vino, el caldo, el ajo, el zumo de limón, el ras el hanout y la harissa. Cubrimos con esta mezcla las alas, impregnándolas totalmente. Las dejamos reposar en un envase tapado con papel film durante al menos 1 hora.

Pasado este lapso, precalentamos el horno a 200 grados. En una bandeja colocamos las alas, que habremos escurrido del exceso de marinado, y las salpimentamos. Horneamos durante una media hora o 40 minutos. Si están quedando secas, añadiremos algo del marinado al darles la vuelta cuando alcancen la media cocción. Deben quedar bien doradas y crujientes, y podemos servirlas con cuscús. alitas de pollo  

2. Alitas de pollo al ajillo

El sabor punzante del ajo se traslada a esta receta en la que se fríen las alitas hasta quedar crujientes. Para cuatro personas necesitaremos unas 20 alitas de pollo, 8 dientes de ajo, 1 vaso de vino blanco, aceite de oliva, 1 cucharadita de tomillo, 1 cucharadita de romero, sal y pimienta.

  • Para la preparación

Lavamos y limpiamos las alas de pollo, eliminamos los posibles restos de plumas y cortamos el tercio distal; luego, salpimentamos. Cortamos los ajos y los colocamos a fuego suave en una sartén con abundante aceite de oliva. Se cocinan suavemente durante unos 3 minutos y removiendo para que no cojan color. Luego los retiramos y freímos por tandas y a fuego fuerte las alitas en el aceite de oliva aromatizado. Deben quedar doradas y cuando lleguemos a este punto añadimos el ajo para cocinarlo durante unos 15 segundos, evitando quemarlos.

Posteriormente, añadimos el vaso de vino blanco y removemos suavemente para que se mezclen los sabores. Dejamos evaporar el alcohol y añadimos el romero y el tomillo, removiendo nuevamente. Se emplatan 5 alitas por persona y se acompañan de patatas al vapor.

alitas de pollo

3. Alitas de pollo picantes en salsa de queso azul

El contraste de sabores del queso azul con las alas doradas y el zumo de limón, así como los ajos, resulta irresistible. Puede combinar perfectamente con un acompañante de patatas picantes horneadas con harissa. Para dos personas necesitaremos 10 alitas de pollo, el zumo de medio limón, 2 cucharadas de aceite de oliva, 2 cucharaditas de tabasco y 2 cucharaditas de pimentón de la Vera dulce o picante, según si se quiere lograr una preparación más fuerte o más suave.

Para la salsa vamos a necesitar unos 200 gramos de queso azul, 1 yogur natural, 3 cucharadas de mayonesa, 2 dientes de ajo, el zumo de 1 limón y pimienta.

  • Para la preparación

Lavamos y limpiamos las alitas, eliminando los restos de plumas y la porción final. Añadimos en una sartén el aceite de oliva, la salsa tabasco, el zumo de limón y el pimentón de la Vera. Calentamos a fuego bajo, removemos para mezclar bien los ingredientes y añadimos las alitas, impregnándolas de la mezcla. Se cocinan tapadas, manteniendo el fuego bajo y dándoles la vuelta con frecuencia.

Mientras las alitas se cuecen, procedemos a preparar la salsa de queso azul, para lo cual desmenuzamos el queso azul con un tenedor y a continuación lo mezclamos con la mayonesa, el zumo de limón, los dientes de ajo picados y el yogur. Añadimos la pimienta, mezclamos bien y reservamos. Terminamos la cocción de las alitas y para servirlas podemos añadir la salsa por encima o bien colocarla en un lado.alitas de pollo

La buena gastronomía no descarta ningún ingrediente ni ninguna cocina local. La mejor muestra de ello la tenemos en estas deliciosas y variadas recetas de alitas de pollo.

Sin comentarios

Añadir un comentario

Buscar
Suscribirse

A los efectos previstos en el Reglamento General de Protección de Datos (RGPD), se le informa que los datos personales que nos facilita a través de este formulario se incorporarán a un fichero de la entidad DAYVO SISTEMAS S.L.U.. Puede ver información detallada en nuestro Aviso Legal y Política de Privacidad.

  he leído y acepto la RGPD