helado casero de queso

Receta maravillosa de helado de queso

Un clásico de la gastronomía del verano es, sin duda, el helado. Hoy te queremos mostrar la elaboración del helado de queso. ¡Toda una delicia!

Receta de helado de queso

Los helados caseros son una alternativa muy buena para disfrutar del mejor sabor sin tener que hacer frente a los aditivos que tienen los industriales, al azúcar de más y a los colorantes. Los helados, además, son un postre ideal tanto para los niños como para los mayores, y para todos aquellos que no tengan demasiado apetito, pero que necesiten un plato que sea nutritivo.

El helado de queso que vamos a presentar tiene ingredientes muy sanos: no mucho azúcar, queso de untar, yogur y muy poco más. Es una manera muy refrescante de aportar calcio a las dietas. Asimismo, aportaremos algunas sugerencias para que quede totalmente perfecto tanto en su presentación como en su sabor.

El tiempo de preparación es de 10 minutos, aunque hay que tener en cuenta unas cuatro horas más de congelador. El nivel de dificultad es muy sencillo, el coste es económico y con los ingredientes que vamos a mostrar saldrá una cantidad aproximada para cuatro comensales.

Los ingredientes son 500 gramos de queso de untar blanco, 250 gramos de azúcar glas, y 4 yogures naturales. Además, opcionalmente se puede añadir esencia de vainilla o vainilla en polvo, además de un poco de canela y un chorro pequeño de limón. Igualmente, se puede añadir más tarde un poco de caramelo, cacao, chocolate líquido, mermelada de frambuesas o canela en polvo. ¡Cualquier acompañamiento es ideal!helado casero de queso

En cuanto a la elaboración, el primer paso es batir los yogures utilizando una varilla. Una vez que estén bien batidos se debe añadir la canela, el azúcar, la vainilla y mezclarlo todo. En este punto es donde se le puede añadir el chorro de limón. Se debe incorporar el queso y batir de nuevo todo hasta que quede una crema suave. ¡Y ya está! La mezcla deberá meterse en el congelador cuatro horas.

Una vez que hayan pasado las cuatro horas, el helado estará listo para servirse. Se puede poner chocolate líquido, mermelada, frutos secos, caramelos, etc. Las opciones para acompañar el helado son múltiples. Además, debemos recordar que el queso con mermelada de frambuesa, de frutos rojo o con pasas siempre se combina muy bien.

Hay un truco final, ya que esta receta es de lo más versátil. Si tan solo se cambia el sabor de los yogures, como por ejemplo añadiendo el de fresa o el de limón, tendremos una versión muy diferente. En este caso, sin embargo, no se le debe añadir ni canela ni vainilla, la combinación resultante no sería demasiado buena.

Es importante que tu helado quede perfecto, así que no debe cristalizarse. Otro truco final es colocarlo en una cubitera de hielo. De este modo, además de enfriarse desde mucho antes, se evitará el efecto de escarcha que puede acabar arruinando hasta el mejor de los helados. Otra manera de hacer que quede ideal es moverlo con una cuchara nada más que pase una hora y más tarde, cada 30 minutos.

También, recomendamos que sea tapado con un recipiente que sea hermético. Así, no cogerá el sabor de otros alimentos. Para servirlo, es mejor que se saque unos minutos previos, así estará más cremoso, sabroso y no molestará a ningún comensal en sus dientes.

Por último, se puede añadir un poco de café solo o licor, una combinación ideal para el verano. Otras ideas son presentarlos en tulipas de galletas para helados, sobre bizcocho, sobre unas galletas o en una copa de cristal especial junto con unos barquillos.

helado casero de queso  

Sin comentarios

Añadir un comentario

Buscar
Suscribirse

A los efectos previstos en el Reglamento General de Protección de Datos (RGPD), se le informa que los datos personales que nos facilita a través de este formulario se incorporarán a un fichero de la entidad DAYVO SISTEMAS S.L.U.. Puede ver información detallada en nuestro Aviso Legal y Política de Privacidad.

  he leído y acepto la RGPD