Platos frescos de verano

Platos frescos para preparar este verano

Con la llegada del verano a todos nos apetecen platos fresquitos que nos ayuden a combatir el calor, pero sin perder en sabor o nutrición. Si te encanta la gastronomía y quieres descubrir nuevas recetas superatractivas para esta época del año, ¡toma nota!

3 Platos frescos para el verano

Con estos 3 platos frescos para el verano y un buen vaso de vino o una cervecita bien fresquita, no necesitarás más para disfrutar del buen comer en esta época del año donde los platos de cuchara resultan demasiado pesados para el estómago.

Salmorejo de aguacate

Ingredientes:

2 aguacates grandes

1/2 diente de ajo

2 rebanadas de pan

1 chorrito de aceite de oliva virgen extra

Vinagre de Módena o limón

Sal

2 huevos duros

Unos taquitos de jamón serrano

Unas pasas sultanas

Elaboración:

1. Pela los aguacates y el ajo y ponlos en la batidora junto con el pan remojado en agua, el aceite de oliva, la sal, un chorrito de leche y vinagre de Módena o limón.

2. Bate bien hasta que te quede una pasta cremosa.

3. Aparta en un cuenco y adorna con los huevos duros rallados, los taquitos de jamón y las pasas.

4. Mete en el frigorífico hasta que esté bien fresquito.

4. Termina el plato con un chorrito de aceite de oliva virgen extra por encima justo antes de servirlo.

Carpaccio de calabacín y piñones

Ingredientes:

1 calabacín mediano

Queso rallado parmesano o grana padano

Aceite de oliva virgen extra

Pimienta negra recién molida

Una cucharada de albahaca seca

Unos piñones

Unas pasas sultanas.

Sal

Elaboración:

1. Pela el calabacín y córtalo a tiras con un pelador de zanahorias.

2. Ponlo en una bandeja y añade el aceite, el vinagre, la pimienta y la albahaca. La sal primero y después el resto de ingredientes.

3. Déjalo unas horas en el frigorífico para que se enfríe y se potencien los sabores.

4. Sírvelo con un buen chorro de aceite de oliva virgen extra por encima y espolvorea con albahaca seca.

Hummus de garbanzos y tomate seco

Ingredientes:

Un vaso de garbanzos congelados

Un chorrito de leche entera o semidesnatada

2 tomates secos

1 diente de ajo

Aceite de oliva virgen extra

Zumo de limón al gusto

Comino al gusto

Unas ramitas de perejil o hierbabuena

Elaboración:

1. Pon los tomates secos un día entero en un recipiente con agua.

2. Cuece los garbanzos.

3. Pon todos los ingredientes en la batidora, excepto el perejil o la hierbabuena.

4. Bate hasta conseguir una pasta.

5. Deja una hora en la nevera.

6. Sirve con perejil o hierbabuena picados y un chorrito de aceite de oliva.

Si quieres disfrutar de la mejor gastronomía este verano, no dejes de preparar algunos de estos platos de comida sana, rica y muy nutritiva.

Sin comentarios

Añadir un comentario