entrantes de la gastronomía italiana

Cómo preparar unos 'antipasti' perfectos

El significado de la palabra antipasti viene a ser literalmente "antes de la comida" y es una de las contribuciones más deliciosas de la gastronomía italiana, a la altura de sus pastas y helados. Se trata de una sabrosa combinación de entrantes a base de pequeños bocados, acompañados siempre de un buen vino o cerveza y destinados a estimular y abrir el apetito antes de la comida principal.

No importa la ocasión, servir una buena tabla de aperitivos es la manera ideal de echar el freno a la actividad frenética del día a día y saborear un buen almuerzo o cena en excelente compañía.

El antipasti destaca siempre por su colorido y variedad. Aunque suele consistir en bocados fríos, también podemos encontrarnos algunas opciones calientes. Se pueden servir directamente en el plato o de una manera más informal, colocando todos los alimentos en una tabla en la mesa para que los comensales se sirvan ellos mismos.

Alimentos que no deberían faltar en una tabla de antipasti perfecta 

1. Quesos:

Una buena tabla de aperitivos está incompleta sin un buen queso. Se puede optar por combinar dos o tres variedades. Las variedades gorgonzola y parmesano serán todo un éxito. También la mozzarella fresca rociada de aceite de oliva y algunas hierbas aromáticas quedará de lujo.

2. Carnes curadas:

Aquí el surtido puede ser muy amplio, pues existe toda una variedad de embutidos. Desde jamón, salami y mortadela, siempre servidos en finas lonchas para que los comensales se sirvan fácilmente. Si se pretende dar un toque italiano original, la bresaola hecha de carne de ternera curada será todo un acierto.

entrantes de italia

3. Verduras asadas:

Las verduras asadas al horno o a la parrilla aportan un toque de color y si son de temporada mucho mejor. Desde pimientos rojos o amarillos, tomates, alcachofas, espárragos, berenjenas, champiñones o cebollas frescas. Al servirlas quedarán más apetitosas si se rocían con un poco de aceite de oliva.

4. Marisco y pescado:

Desde pequeñas sardinas marinadas a anchoas en aceite, salmón ahumado y cualquier pescado en conserva que pueda comerse fácilmente de un bocado. Si la comida principal es a base de pescado prescindiremos de esta opción para no cargar la comida en exceso.

entrantes italianos

5. Fruta y frutos secos:

Son el mejor acompañamiento para todas las categorías de alimentos mencionadas anteriormente. Unos trozos de melón fresco o unas uvas de temporada combinan a la perfección con los quesos. Asimismo, unas nueces o unos pistachos tostados son fantásticos con cualquier variedad de embutido. También las aceitunas son un aporte delicioso para nuestra tabla.

6. Panes artesanales:

El toque crujiente para nuestra tabla de pequeños bocados lo dará un pan de buena calidad. Se puede jugar con las texturas e incorporar diferentes tipos de panes artesanales así como colines, grisines o palitos de pan.

Para finalizar, en gastronomía es muy importante darle una buena presentación a los alimentos que servimos, y esto se extiende a nuestra tabla de antipasti, ya que es una excelente carta de presentación de la comida principal.

Añadir un comentario