Ideas para reducir el consumo de plástico

El plástico es muy contaminante, además de ser un claro disruptor endocrino. De hecho, se calcula que una botella de plástico puede tardar hasta 500 años en descomponerse. Cada vez estamos más concienciamos sobre la importancia de reciclar este material, por ejemplo depositándolo en el contenedor amarillo, pero su uso sigue siendo bastante elevado. ¿Cómo podemos reducir el consumo de plástico?

¿Qué marcas son cruelty free?

Ideas para reducir el consumo de plástico

✔️ Usar botellas de vidrio. Las botellas de plástico son de usar y tirar por lo que, si usamos este material para beber agua, acabamos gastando una suma importante de dinero. Además, no es nada recomendable beber a morro de un recipiente fabricado con plástico. El vidrio o el acero inoxidable son, sin duda, materiales más saludables, duraderos y menos contaminantes.

✔️ Llevar tu propia bolsa de la compra. Si la tienes de tela, mucho mejor que de plástico. En caso contrario no te olvides de ella, llévala desde casa para evitar pedirla en la tienda, lo que supondría añadir más plástico a tu vida además de un gasto más para el ticket.

✔️ Eliminar el consumo de chicle. Algunos de estos contienen plástico.

✔️ Evitar comprar productos envasados en plástico. Es mucho mejor adquirir fruta, verdura o patatas a granel; así como comprar el detergente o la leche en envase de cartón. De este modo, evitamos los recipientes plastificados.

✔️ Usar utensilios de madera o acero inoxidable.

✔️ Pinzas de madera. Tendemos a comprar pinzas de plástico para tender la ropa. Sin embargo, las de madera de toda la vida son la mejor elección.

✔️ Pañales de tela. Antiguamente estos eran los más populares. En la actualidad, ha ido ganando terreno el plástico y la celulosa en productos de higiene como compresas, tampones y pañales. En el caso de estos últimos, la tela es una gran opción, mientras que para el sangrado menstrual la copa, e incluso las compresas lavables, están cobrando fuerza entre las mujeres ecologistas.

✔️ Tupper de cristal. Si comemos fuera de casa, debemos relegar a segundo plano el tupper de plástico. También hemos de evitar el uso de film transparente para envolver los alimentos.

✔️ Evitar los cosméticos que tengan microesferas de plástico.

✔️ Zumo natural. Los zumos que venden en el supermercado suelen servirse en botellas de plástico o bricks, los cuales también están fabricados con plástico en un porcentaje. Lo más saludable, tanto para el planeta como para nuestra salud, es comprar la fruta y prepararnos un zumo natural en casa.

¡Cuida el planeta reduciendo el consumo de plástico!

En definitiva, el planeta ya ha sufrido demasiado como para que sigamos contaminando con un material cuyo uso podemos evitar en muchos casos. ¿Sigues alguno de estos consejos en tu vida cotidiana? ¿Nos cuentas alguna práctica que lleves a cabo para reducir el consumo de plástico?

Sin comentarios

Añadir un comentario