Dulces típicos Navidad

Dulces típicos de Navidad

La Navidad es una época que pone sobre la mesa una gastronomía repleta de caprichos, en la que los dulces están entre los protagonistas. Hoy queremos repasar algunos de los dulces tipicos navideños más famosos de toda Europa y que son indispensables en estas fechas. ¿Te animas a conocerlos mejor?

Dulces típicos navideños

Atrévete a poner en tu mesa unas exquisitas sprigerles alemanas que, en realidad, parecen más una auténtica obra de arte que un dulce. Su estudiado relieve y su estampado impresionan nada más verlos. Para conseguir este efecto se usan moldes especiales de cerámica, plástico o madera. Una vez preparadas las galletas, estas se dejan secar durante un día, para que se impriman perfectamente sus relieves. Sus ingredientes básicos son azúcar glas, harina, huevos y una pizca de anís para aromatizarlas. ¡Una auténtica delicia!

Panettone italiano

Descubierto por los romanos, este postre se ha convertido en algo típico de los hogares en Italia durante las navidades y, por supuesto, en otras muchas partes del mundo. Llega a competir, incluso, con los turrones, mazapanes y polvorones. Con un chocolate caliente o untado con un poco de mermelada resulta un manjar.

Roscón de Reyes español

En España no hay unas Navidades completas si no se come un roscón de Reyes. Se trata de un bollo esponjoso que se decora con frutas escarchadas y que se ha convertido en una tradición cada 6 de enero. Se puede elegir el relleno que más guste y resulta delicioso con un tazón de chocolate bien caliente. Hay que tener cuidado de no atragantarse con la sorpresa de su interior. Según dice la leyenda, quien la encuentre debe pagar el roscón.

Tarta Linzar austriaca y potica eslovena

Esta tarta típica de Linzertorte en Austria está considerada como una de las más antigua de todo el mundo. Es un clásico de Navidad, especialmente en Hungría y en Austria, donde las elaboran en tartaletas pequeñas. Se presentan rellenas de especias, almendras y frutas. En Eslovenia, la potica es el postre navideño por excelencia. En este caso es un bollo enrollado que se hornea y que suele llevar como ingredientes esenciales las nueces, aunque también se elabora con pasas, avellanas o cualquier otro fruto seco.

Tronco de Navidad francés

En Francia endulzan la Nochebuena con un riquísimo tronco de Navidad o Bûche de Noël. El nombre procede de su decoración, porque se asemeja a un tronco de madera. Este esponjoso postre se prepara con crema de mantequilla y bizcocho genovés. También se elabora con mazapán e, incluso, en ocasiones, con helado.

Risalamande danés

Cuando llega la Navidad, los daneses sacan uno de sus postres más deliciosos: la risalamande. Se trata de un plato similar al arroz con leche, pero que se mezcla con almendra picada, vainilla y nata montada. Se acompaña con una rica salsa de frambuesa o de cereza. De igual manera que sucede con el roscón de Reyes que se degusta en España, lleva escondido en su interior un regalo. En este caso es una almendra y quien la encuentra recibe un pequeño detalle.

Plum pudding irlandés

En Irlanda la esencia navideña se llama plum pudding, un dulce que se transmite de generación en generación y que se prepara con cítricos, frutos secos y diferentes frutas. Su cocinado es un auténtico ritual, ya que se deja secar de un gancho durante semanas, para que su sabor se refuerce. Algunas personas le agregan brandy o cerveza negra.

Elige entre todos estos duces típicos de la gastronomía de Navidad y consigue un toque final que nadie olvidará en tu mesa. Después de haber trabajado en tu menú especial para estas fiestas durante mucho tiempo, no hay mejor manera de terminarlo que con un auténtico manjar como cualquiera de estos dulces.

Sin comentarios

Añadir un comentario