Dulces de carnaval

Dulces de carnaval en España

Los dulces típicos de carnaval corroboran que la gastronomía es una más de las manifestaciones culturales presentes en nuestras celebraciones. Se realizan con ingredientes sencillos, aderezados con la ilusión y la alegría de comenzar un nuevo ciclo de la vida: la primavera. A continuación, te contamos más sobre ellos.

Cinco joyas de la repostería carnavalesca tradicional

Entre las distintas tradiciones que encuentras en la repostería carnavalesca, a lo largo y ancho del país, aparecen algunas similitudes interesantes. Así, las filloas gallegas, los crêpes bretones y los frixuelos asturianos, sin ser iguales, proceden de la misma familia gastronómica. Esta influencia apunta al intercambio cultural que facilitó el Camino de Santiago en la Edad Media.

A continuación, te presentamos algunos dulces locales que te sorprenderán.

Cuajada de carnaval granadina

Aunque tiene un origen presumiblemente árabe, la receta se popularizó en los conventos. Es un postre que encierra toda la lógica temporal, ya que nace para aprovechar los mantecados y polvorones sobrantes de las fiestas navideñas.

Los ingredientes son: mantecados y polvorones desmigados, cabello de ángel, sobaos o bizcochos de soletilla, crema pastelera, almíbar, azúcar molida y canela en polvo.

Componer este postre es muy sencillo. En un lebrillo de cerámica granadina alterna las distintas capas. Comienza con una de mantecados, otra de cabello de ángel, luego los bizcochos almibarados y la crema pastelera; vuelve a repetir el orden y finaliza con una capa de mantecados. Cubre con azúcar glas. Por tradición, se dibuja con canela una granada sobre el azúcar.

Paparajotes murcianos

De procedencia árabe, de nuevo, es de los postres más fáciles de elaborar. Consiste en rebozar una hoja de limonero tierna con una masa elaborada con harina y huevo. Se fríe en abundante aceite hasta que quede crujiente. Ten en cuenta que las hojas no se comen, pero le proporcionan un intenso aroma y sabor a la masa.

Casadielles asturianas

Son unas empanadillas dulces que se remontan al Imperio Romano. La masa se hace con vino blanco, harina, levadura, yema de huevo, mantequilla, manteca de cerdo, aceite y sal. El relleno, por su parte, suele hacerse con nueces molidas, anís, azúcar y un poco de agua.

Son contundentes y es mejor que las hagas pequeñas. Una vez montadas, las puedes hornear o freír.

Chulas de calabaza gallegas

También se las conoce en Galicia como calacú y nacen de la tradición celta. El ingrediente principal es la calabaza. Una vez cocida y bien escurrida, se elabora una masa con harina, huevos, la ralladura de un limón, leche y granos de anís. Se fríen y se espolvorean con azúcar y canela.

Flores de carnaval

Son típicas en casi toda España. La masa es muy sencilla de hacer, ya que está compuesta de harina, leche, huevos, las ralladuras de un limón y una naranja, una copita de anís y un poco de sal. Se utilizan unos moldes en forma de flor para darle esa forma tan característica. Desmoldar la masa para poder freírla es el paso complicado. Posteriormente, la espolvoreas con azúcar.

Como puedes ver, son muchos los dulces tradiciones que existen en nuestra tierra en tiempos de carnaval. Esperamos que te animes a experimentar.

Sin comentarios

Añadir un comentario