¿Cómo preparar patatas chips caseras?

Nos hemos acostumbrado a comer las de bolsa, pero las patatas chips caseras no tienen ningún misterio. Este invento del siglo XIX surgió como una curiosidad en un restaurante de Nueva Inglaterra (Estados Unidos), pero hoy es el aperitivo más consumido del mundo. La esencia siempre es la misma: deben ser extraordinariamente finas y crujientes. Las chips perfectas solo necesitan patatas, aceite y sal, ingredientes que todos tenemos en la cocina.

Para hacerlas en casa solo necesitamos cambiar el «chip» de las chips y sustituir las bolsas de aperitivos del supermercado por sanas patatas fritas a nuestro gusto.

patatas caseras

Claves de las patatas chip

Pueden parecer una preparación menor por la que no merece la pena preocuparse mucho. Pero, como con cualquier receta, el éxito está en la calidad de los ingredientes y el mimo en la preparación.

Los buenos ingredientes

Todos conocemos la diferencia entre unas patatas chip poco llamativas y unas auténticas chips exquisitas, en las que se nota el sabor de la patata, el buen aceite y el punto justo de sal.

A la hora de hacer patatas chip en casa debemos utilizar una buena materia prima. La famosa patata gallega suele dar buenos resultados y, en su defecto, siempre podemos acudir a una que se venda expresamente como «para freír». Estas patatas tienen menos agua y menos almidón, lo que las hace idóneas para la fritura y para conseguir la textura crujiente. Con 200 g de patata podremos conseguir una gran cantidad.

El aceite debe ser de oliva virgen, limpio y de sabor suave. El protagonista aquí debe tenerlo la patata.

El corte

El corte debe ser lo más fino posible, en torno a un milímetro de grosor. Un cuchillo bien afilado será imprescindible si queremos hacer el corte directamente sobre la tabla, y la práctica y la repetición nos ayudarán a conseguir el pulso necesario.

Otra opción es la mandolina, un utensilio de cocina que permite cortar en rodajas muy finas e iguales todo tipo de verduras. Es más rápido y eficiente que el cuchillo.

receta patatas caseras

La elaboración

Seguiremos los siguientes pasos:

– Pelamos y cortamos las patatas.

– Lavamos las rodajas con agua fría y las dejamos en remojo al menos dos horas para eliminar el almidón.

– Escurrimos y secamos delicadamente con un trapo limpio.

– Vertemos aceite en una sartén profunda y lo calentamos hasta el punto de humeo.

– Echamos las patatas por tandas, no muchas cada vez. Deben quedar sumergidas y poder «nadar» en el aceite.

Se fríen hasta que tomen algo de color (el tiempo puede variar) y se retiran sobre papel absorbente para eliminar el exceso de aceite. Se salan al gusto y ya están listas para comer.

Las patatas chips caseras son una delicia, y puedes aderezarlas al gusto con hierbas aromáticas, pimienta, pimentón o salsas.

hacer patatas caseras

Añadir un comentario