Elaborar granizados

Granizados, la manera más sana de refrescarse en los días de calor

Aunque mucha gente piense que los granizados son modernos, existen ciertas referencias de su consumo ya en la Mesopotamia del siglo XIX a.C. Aunque la elaboración seguramente sería diferente, lo cierto es que el resultado tenía que ser muy parecido a los que hoy tomamos. De la llegada a nuestro país hay que responsabilizar a los árabes. Ellos fueron los que introdujeron en nuestra gastronomia esta refrescante bebida elaborada a base de hielo y sabores dispares.

¿Cómo preparar un granizado?

La manera más habitual y recomendada de preparar un granizado es a base de trocear las frutas elegidas y colocarlas en un recipiente. A continuación, deberás introducir este en el congelador hasta que las piezas estén totalmente heladas. En ese momento, tendrás que colocar la mezcla en el vaso de un procesador de alimentos que cuente con la función de triturado y añadir azúcar al gusto.

El siguiente paso será picar todo bien hasta conseguir la consistencia adecuada y servir inmediatamente. Esta receta es excelente para hacer granizados de sandía, fresas, melocotón o melón, entre otras muchas propuestas. No debes olvidar congelar la fruta siempre con la cáscara.

Otra variante de esta receta, ideal para granizado de naranja o limón, es añadir a la picadora o a la batidora cubos de hielo que no sean demasiado pequeños, para conseguir mayor consistencia, el zumo exprimido de la pieza de fruta elegida y azúcar al gusto. Pica todo de nuevo y sirve. También es posible congelar el zumo exprimido directamente para después picarlo con ayuda de la batidora.

Debes tener en cuenta que el sabor de este tipo de granizado va a ser mucho más intenso, sim embargo, para que el sabor no sea excesivamente fuerte en ninguno de los casos, puedes mezclar el zumo exprimido con un poco de agua. Así rebajarás la acidez y conseguirás una bebida mucho más ligera. Esto es importante especialmente en frutas que son demasiado ácidas, como por ejemplo, el limón. En las que no sale demasiado zumo, como en las mandarinas, también se recomienda seguir este paso.

Granizados con sabor especial

Para dar un toque especial al granizado, te recomendamos que añadas algún tipo de hoja, previamente machacada, como hierbabuena o menta. En caso de querer elaborar un granizado especial, como por ejemplo de té, de cola o de café, solamente tendrás que congelar el líquido y, posteriormente, picar y seguir los pasos detallados anteriormente.

En este caso no es necesario agregar azúcar, ya que estas bebidas suelen incorporar el suyo propio.

Atrévete a preparar tus propios granizados en tu casa siguiendo los consejos que te hemos dado. Sorprenderás a tus invitados y, por supuesto, os refrescaréis de una manera natural en los días más calurosos del año.

Sin comentarios

Añadir un comentario