Infusion de te

¿Conoces la variedad y beneficios de cada infusión de te?

El 21 de mayo se celebra el Día Internacional de la infusión de te. Son muchas, cada vez más, las personas que consumen esta bebida alrededor del mundo, pero no todos conocen la variedad de tipos que hay ni los beneficios que reporta cada uno de ellos.

Se ha creado una gran comunidad de amantes del té, los cuales ya han formado un estilo de vida en torno a este producto, y por otro lado, tenemos países como Japón, que poseen su propio ritual a la hora de cocinarlo y servirlo.

Al hablar de la infusión de té, lo primero es averiguar su procedencia. Los principales países productores son China e India, seguido de Sri Lanka y Kenia. Como dato curioso, merece tu atención que dependiendo de la procedencia del té su sabor y la concentración de cafeína es diferente.

Tomar té es más que una moda

Al margen de su característico sabor y de la desconexión y bienestar que supone tomarlo, la ciencia ha constatado que atesora propiedades médicas. Las digestivas, antiiflamatorias, relajantes y antioxidantes son las más destacadas.

Cabe remarcar que hablamos de té natural, no de bebidas ya embotelladas alteradas previamente. Cuanto más natural y fresco sea el té, mejor.

Para aprovechar al máximo sus propiedades te conviene conocer qué tipo de té deberías tomar en función de la hora del día que sea.

Tipos de té y sus beneficios

Estos son los principales tipos de té y las bondades de las que podrás beneficiarte consumiéndolos con regularidad:

- Té verde: es una muy buena elección para media mañana. Contiene antioxidantes y minerales. Te ayuda a prevenir afecciones cardíacas, protege la salud ósea y mejora la concentración.

- Té blanco: más suave y bajo en teína, es fuente de antioxidantes. Tómalo a última hora del día. Previene la diabetes y el cáncer.

- Té negro: es conocido como el té clásico, tiene un aroma más fuerte y contiene más teína. Es un gran estimulante y un potente antioxidante que rebaja el colesterol. Reduce los niveles de azúcar en sangre, activa la concentración y mejora la memoria. El momento idóneo para degustarlo es por la mañana o antes de las comidas.

- Té rojo: es el más dulce y estimulante, ya que posee teína y cafeína. Contiene multitud de vitaminas, minerales y fibra. Se caracteriza por sus propiedades digestiva, diurética, antioxidante y depurativa. Favorece la digestión, quema grasas y facilita la pérdida de peso. Por ello, suele consumirse después de comer.

¿Sabes que cuanto más tiempo permanece infusionado menos cafeína tiene? La infusión de te se puede beber tanto en su versión fría como en la caliente, dependiendo de cada persona y de la época del año. Ya no tienes excusas para no disfrutar de una taza de té, solo o acompañado.

Sin comentarios

Añadir un comentario