ruta pueblos blancos Cadiz

Ruta de los pueblos blancos de Cádiz

La ruta de los pueblos blancos de Cádiz está llena de paisajes espectaculares, rincones únicos, pueblos emblemáticos y una cultura propia de esta tierra. Si por algo se caracteriza Andalucía es por sus pueblos, cuyo encalado sirve para bloquear los rayos del sol. Esto los dota de un atractivo muy especial, a lo que se suma el carácter abierto de su gente y la gastronomía del lugar.

Los principales pueblos blancos en Cádiz

Hacer una ruta en coche por Cádiz es conocer a fondo su idiosincrasia y características propias de esta región. Más allá del sol y la playa, hay rincones únicos que ofrecen muchas alternativas para disfrutar de unas vacaciones inolvidables en lugares muy tranquilos, que te invitan a perderte por sus callejuelas.

Arcos de la Frontera, el pueblo más bonito de España

Un gran número de personas coinciden en que este pueblo es uno de los más bonitos de España. Cuenta con enclaves y monumentos únicos como la Basílica de Santa María de la Asunción y el Castillo Ducal.

Asimismo, la visita a la Plaza Boticas es obligada. Este reino de taifa cuenta con tabernas populares, donde podremos degustar platos tradicionales, muchos de estos inspirados en el flamenco y el amor por el toreo.

Grazalema, un mundo de sabores

Este es otro de los atractivos de este bonito viaje, descubrir la pequeña localidad de Grazalema, que se encuentra en el Parque Natural Sierra de Grazalema. Desde el Mirador del Tajo se pueden obtener unas vistas increíbles de la calzada medieval que bordea el río Guadalete.

Asimismo, no dejes de visitar la Iglesia de Nuestra Señora de la Encarnación y degustar su miel, quesos de montaña o comprar alguna de sus codiciadas prendas de textil.

Zahara de la Sierra y sus aguas turquesas

Este es otro pueblecito encantador, a pesar de su altura elevada sobre un risco de vértigo, se puede divisar el embalse con aguas turquesas. Uno de los lugares más bonitos es la Torre del Reloj, que data del siglo XVI. Sin embargo, su castillo y la Iglesia de Santa María la Mesa son también arquitecturas simbólicas. Es un lugar que invita a respirar aire puro y perderse entre sus rincones.

Olvera, un pueblo lleno de olivares

Si por algo se diferencia Olvera del resto de los pueblos es por sus hileras de olivares . No cabe la menor duda de que está lleno de historias sorprendentes, porque fue el refugio de los bandoleros durante un tiempo. Asimismo, nos deja interesantes vestigios como el Castillo Árabe, su santuario o el Museo de "La Frontera y los Castillos".

En definitiva, durante la ruta de los pueblos blancos de Cádiz también podrás disfrutar de la belleza de otros lugares llenos de encanto con estrechas calles, casas blancas y gente muy amable.

Sin comentarios

Añadir un comentario