Hogar eco-friendly

Reusar para tener un hogar eco-friendly

Si deseas disfrutar de un hogar más ecológico no es preciso ni que gastes un dineral ni que prescindas de todo aquello que te hace disfrutar de él.

Tomar conciencia del grave problema que nuestros hábitos están provocando en el entorno es imprescindible para paliarlo. Te dejamos unas cuantas ideas muy sencillas para que te motives y lo logres empezando por reutilizar cosas.

Para empezar, siempre debes tener en mente la regla de las tres erres, reducir, reutilizar y reciclar y, en este artículo, vamos a buscar el «basura cero», o zero-waste, gracias a la reutilización de las cosas más comunes y lograr así un hogar más ecológico.

Da una segunda oportunidad a lo usado

El aceite utilizado para cocinar nunca debe verterse por las conducciones de agua, así que, ante la duda de cómo desprendernos de él sin contaminar, podemos convertirlo en jabón. Ya sea de limpieza o aseo, siguiendo una sencilla fórmula, lo transformarás en algo inocuo y útil.

Uno de los elementos menos biodegradables que existen son las latas, así que, en lugar de tirarlas, límpialas a fondo, lija los bordes que puedan cortar y, según su tamaño, crea pequeñas macetas y planta hierbas aromáticas o haz botes decorados para esas cosas que nunca sabes donde poner.

Con la ropa y otros textiles que ya no uses y no sea factible dar, puedes hacer auténticas maravillas. Desde fundas de cojines o bolsas de la compra con camisetas, mochilas con de restos de vaqueros, colchas o fundas con cortinas, divertidos pies de cama con jerséis u originales trapos de toalla para limpiar o usar en la higiene diaria.

Y si tienes sobrantes de alguna reforma u obra como maderas, pinturas, losetas o ladrillos, puedes usarlos para dar un nuevo aspecto a tus estancias.

Una buena idea es hacer unos reposapiés, botelleros, estantes para libros, revisteros, disimular imperfecciones o aislar zonas para evitar la fuga energética.

Si por trabajo, ocio, o porque tengas pequeños artistas, te encuentras con restos de papeles o revistas, la mejor forma de reutilizarlos es reciclarlos y hacer papel ecológico, que incluso si quieres, puedes aromatizar. Así pondrás también tu granito de arena para evitar más daños en los bosques y la contaminación por el blanqueo del papel.

En cuanto a las sobras de alimentos que ya no es posible conservar, puedes hacer compost que sirva para que tus plantas crezcan con nutrientes orgánicos y así, evitar químicos y los residuos plásticos donde suelen venir.

Y recuerda que tener un hogar más ecológico no solo depende de ti. Te animamos a que en esta misión de reutilización involucres a todo aquel que en él habite o pase por allí.

Sin comentarios

Añadir un comentario