Festival aleman de cerveza y salchichas

Oktoberfest, la celebración de la gastronomía cervecera

Si tenemos que nombrar alguna popular fiesta alemana, esa sería Oktoberfest. Este festejo se ha hecho famoso en todo el mundo como una celebración de la cerveza y la gastronomía alemanas y se ha convertido en la mayor fiesta popular de ese país. ¿Por qué? Principalmente, porque es muy divertida. Es una alegre fiesta muniquesa donde surgen escenas pintorescas: desde el primer sábado tras el 15 de septiembre, y durante más de dos semanas, Múnich se convierte en un desfile de vestidos tradicionales, música folclórica, salchichas y cerveza en enormes jarras.

La primera Oktoberfest no fue una mera fiesta de la cerveza. Su origen se remonta a la celebración de un matrimonio real en 1810, aunque rápidamente derivó en un aniversario popular cargado de simbolismo, códigos y tradiciones. La principal de todas es la apertura del primer barril de cerveza de manos del alcalde de Múnich. El grito de O 'zapft is! («¡ya está abierto!») da el pistoletazo de salida a unas semanas de fiesta, comida y muchísima cerveza.

Oktoberfest, también fuera de Alemania

Muchas ciudades del mundo ya celebran su propia Oktoberfest, lo que constituye una más que interesante alternativa de ocio que, además, nos da la justificación perfecta para probar alimentos diferentes. Y también nos da el pretexto ideal para llevar a casa esta tradición alemana. ¿Qué tal si invitamos a los amigos o la familia a nuestra propia Oktoberfest?

Cervezas para una Oktoberfest casera

Al elegir cervezas, nos guiamos por el gusto personal, pero en este caso la tradición debería mandar. Si vamos a celebrar Oktoberfest entre amigos, lo razonable es servir cerveza alemana, especialmente la oriunda de la región de Baviera. Si no las conocemos, es una oportunidad perfecta para catarlas y disfrutarlas.comida y bebida en festival de cerveza aleman

Salchichas, panes y guarniciones

Serviremos variedades alemanas como, por ejemplo, Bratwurst, Weißwurst o Frankfurter. Son salchichas grandes, sabrosas y con carácter y se pueden cocinar a la plancha, a la brasa, cocidas o rebozadas. Es importante acompañarlas con salsas. La mostaza es la más característica, pero también está la salsa de rábano picante o la salsa de curry.

Alemania tiene una gran tradición panadera. Entre los panes más populares encontramos los bretzels, que tienen forma de lazo. La masa se cuece y luego se hornea, resultando una miga tierna y aromática. Son una delicia que se come sola, pero también son el acompañamiento perfecto de la salchicha.

Las patatas cocidas y el chucrut son guarniciones muy características de la cocina alemana. El chucrut tradicional requiere semanas de preparación, pues es col fermentada, pero podemos hacer una versión rápida. Pochamos una cebolla, añadimos una col en juliana, una taza de vinagre, media de agua, sal y cocemos hasta que la col esté tierna.

O 'zapft is!

Los trajes tradicionales, los cánticos bávaros y demás detalles quedan a discreción de cada hogar, porque lo realmente importante es disfrutar de la gastronomía. Es algo que siempre se puede hacer, pero Oktoberfest nos permite convertirlo en una fecha señalada. Porque no es lo mismo tomarse una cerveza y una salchicha cualquier día, que hacerlo en el contexto de una fiesta con buena compañía. ¿La comida está lista? O 'zapft is!

foto de mujer con tipico traje de oktoberfest

Sin comentarios

Añadir un comentario