Ensalada fresca para el verano

Las mejores ensaladas frescas para el verano

Con la llegada del verano se apetecen las ensaladas más que nunca. Un plato nutritivo, fresco y con pocas calorías que nos ayuda a pasar los días de calor sin sentir el estómago pesado. ¿Quieres algunas ideas de ensaladas para disfrutar de la gastronomía también en verano? Te damos 5 ideas.

5 ideas de ensaladas frescas para el verano

¿Estás cansado de la típica ensalada de lechuga, tomate y cebolla de toda la vida? Toma nota de estas 5 ideas. Fáciles y rápidas de preparar y muy frescas para el verano.

1. Ensalada de tomate y mozarella al estilo italiano

Para esta ensalada no tienes más que poner una cama de finas rodajas de tomate en una bandeja. Añade unas bolitas de queso mozarella, aceitunas negras con hueso y un puñadito de orégano. Aliña con aceite de oliva virgen extra, limón y sal. Si quieres, puedes ponerle un poquito de pimienta negra recién molida.

2. Ensalada de canónigos, bacon y queso

Mezcla en un bol unos canónigos frescos, unos trocitos de bacon bien fritos, unos taquitos de tu queso favorito, puedes elegir manchego, cheddar o gouda y una vinagreta con aceite de oliva suave, vinagre, miel y mostaza de Dijón.

3. Ensalada de lechuga romana y merluza con lactonesa casera

Pon una cama de hojas enteras de lechuga romana en una bandeja y sobre esta unas patatas cocidas en cascos, merluza cocida desmenuzada, media cebolla blanca en trocitos y una lactonesa casera. Para preparar la lactonesa tienes que medir las cantidades exactas para que te salga perfecta. Recuerda: por una medida de leche, dos de aceite de girasol.

4. Ensalada fresca de garbanzos y verduras

Si no eres de tomar muchas legumbres, con esta ensalada dos veces a la semana puedes aumentar tu ingesta. Para ello no necesitas más que un bote de garbanzos o unos garbanzos que cuezas tú mismo, pimiento verde y rojo o pimiento morrón en lata, cebolla fresca, atún en lata y un huevo duro. Corta las verduras y el huevo en trocitos y mezcla con los garbanzos. Adereza con aceite de oliva, vinagre o limón, sal y una pizca de pimienta negra molida.

5. Ensalada de lechuga y pollo empanado

Empana un par de pechugas de pollo con huevo y pan rallado y fríe. También puedes sustituir el pan rallado por cereales machacados. Fríe la pechuga en abundante aceite de girasol. Corta la pechuga en trozos largos. Pon en un bol lechuga, pasas, una manzana en cubitos, unos cuscurrones de pan frito o tostado y la pechuga. Adereza con una lactonesa casera sola o mezclada con un poco de mostaza o ketchup.

Si quieres disfrutar de la gastronomía también en verano, aficiónate a las ensaladas.

Sin comentarios

Añadir un comentario