tipos de flamenco que hay

La historia del flamenco: origen y tipos

Un baile que nos representa a nivel mundial es el flamenco. Sin embargo, seguro que si no eres propiamente de el sur de España no tienes ni idea de dónde viene ni los distintos tipos que existen del mismo, por que sí, hay distintos tipos de flamencos. ¿Nos ponemos a descubrirlo?

¿De dónde viene el flamenco?

El flamenco surgió de la fusión de varias culturas: la judía, la árabe y la gitana. Su nacimiento tiene lugar en Andalucía y las primeras muestras de baile flamenco se remontan al siglo XVIII, concretamente sobre la década de 1770, cuando se llevaba a cabo este baile en fiestas gitanas. En 2010 la UNESCO lo declaró Patrimonio de la Humanidad.

En el flamenco, los bailarines se denominan bailaores y bailaoras. Estos ejecutan las distintas piezas moviendo los brazos y contoneando el cuerpo. Es característico de esta danza el zapateado, que podría decirse que es una música que el bailaor interpreta con sus pies al taconear con fuerza el suelo de una manera específica. Este zapateado requiere de una técnica muy precisa y un dominio de varias facetas del baile, como la postura que debe mantener el bailaor y el compás que debe seguir. Los bailes suelen ser muy emotivos y apasionados. Los fuertes taconeos y movimientos bruscos contrastan con otros que se representan de forma más suave.

La música la ponen los guitarristas y los cantantes, quienes suelen interpretar las piezas de forma muy pasional. En las piezas, es habitual la integración de gritos quejumbrosos y aflictivos que se denominan quejíos. Estos gritos se traducen en un vehemente ¡ay!.

Tipos de flamencos que existen

El flamenco no posee un estilo homogéneo. Más que de tipos de bailes, se suele hablar de palos flamencos. Existen más de cincuenta de estos palos, lo que pone de manifiesto la gran riqueza y diversidad que caracteriza a este estilo. Algunos de los palos más representativos son las alegrías, las bulerías, los tangos, las soleares o las sevillanas.

Las alegrías son originarias de la provincia de Cádiz y son el baile flamenco más antiguo. Tienen una musicalidad muy personal.

La bulería es un palo que se suele bailar mucho en eventos festivos. Se caracteriza por la rapidez con la que se interpreta y el jaleo y desparpajo con los que se lleva a cabo el baile. Los bailaores se disponen en semicírculo y van saliendo al centro uno a uno de forma alterna.

El tango es también un palo pensado para la fiesta y para el baile. Dentro de este palo, se pueden diferenciar varios, como el del Piyayo o el de Málaga. Lo movimientos que se interpretan se caracterizan por su gran fuerza expresiva.

La soleá es uno de los palos más interpretados por los bailaores de flamenco. Son las mujeres las que mejor se ajustan a los movimientos y características de este palo, en el que sobresalen los meneos de caderas y de cintura. Suele ser un baile más bien triste, en el que las letras hablan de desamor, pérdidas y otros temas también de carácter afligido.

La sevillana es un palo que está a mitad de camino entre el folclore andaluz y el flamenco. Las piezas se dividen en cuatro partes que se denominan sevillanas y que tienen la misma duración. Se suele bailar en parejas.

Estas son solo algunas de las muchas variedades de las que consta esta auténtica joya del patrimonio cultural español. origen del flamenco

Sin comentarios

Añadir un comentario