Deporte en pareja

Deporte en pareja, dos veces bueno

El deporte es salud, diversión y positividad. Cuando lo practicamos en pareja, resulta además un vínculo de unión extraordinario. ¿Cuántas veces te has quejado de que tenéis tiempo para hacer cosas juntas?

Si dedicas parte de tu ocio a ejercitarte físicamente con tu persona favorita, pronto notarás grandes ventajas:

  • Te encontrarás mejor físicamente, por la ejercitación periódica.
  • Mejorarás emocionalmente, porque te sentirás más unido a quien tú quieres.
  • Te relajarás y te divertirás.
  • Aumentarás la complicidad y la buena onda con tu pareja.
  • ¡Disfrutarás de la vida aún más!

Así que, no lo dudes, decide qué deporte puedes tener en común con tu pareja y prepárate para disfrutarlo el doble. ¡Va a ser dos veces bueno!

El deporte en pareja: algunas opciones recomendables

En realidad, todos los deportes colectivos y un buen número de los individuales se pueden disfrutar en pareja. Lo importante es escoger una actividad que ambos tengáis en común y convertirla en ese nexo de unión solo vuestro que tanto bien hace a la convivencia.

Para ayudarte, comentamos algunos de los más beneficiosos, según la valoración de los expertos en deporte y relaciones afectivas.

Baile

Si tu objetivo es quemar calorías y pasarlo bien con alguien especial, no tiene rival. Se convierte en una experiencia alegre y musical, con mucho ritmo, que exige aprender a compenetrarse y trabajar en equipo, por lo que la relación sale beneficiada.

Jogging

También está muy bien salir a correr juntos. La presencia de alguien importante a tu lado reduce la pereza que puedes experimentar antes de empezar, te motiva y te impulsa a dar de ti un rendimiento mayor. Si corres con tu media naranja, puedes seleccionar un ruta chula y programar un descanso romántico, en un lugar bonito, durante el recorrido.

Ir al gimnasio

Es otra opción interesante, sobre todo porque os estimularéis mutuamente para perseverar. Ahora bien, si lo que persigues son mayores oportunidades de relación íntima en pareja, quizás un gimnasio abarrotado de deportistas no sea la mejor alternativa. Por otra parte, compartir clases específicas como el aerobic, el crossfit o el yoga siempre resulta genial.

Ciclismo

Hacer kilómetros juntos en un par de bicicletas es una auténtica delicia. Más allá de su dimensión deportiva, se convierte en una experiencia vital compartida que, en el caso del cicloturismo, relaja y une muchísimo. ¡No necesitas un tándem para empezar, solo voluntad y ganas de dar pedales!

Senderismo

Como ocurre con las bicis, salir a andar por la ciudad o por un entorno natural es sumamente estimulante. Si incorporas esta costumbre a tu rutina, te encantará y no conseguirás dejarla.

Juegos con raqueta

Desde el pádel al ping-pong pasando por el tenis, el frontón y el bádminton, son ejercitaciones estupendas para su realización en dobles. Podéis enfrentaros a otra pareja o hacer un uno contra uno, según lo que os apetezca.

Patinar

Lo mejor que tiene esta ejercitación aeróbica es que la puedes llevar a cabo sin soltar la mano de tu amor, charlando amistosamente, sin demasiada concentración. Además, ganaréis equilibrio, coordinación y compenetración.

En realidad, estos son solamen

Sin comentarios

Añadir un comentario