Cuida tu piel tras el verano

Cómo cuidar tu piel tras el verano

Si quieres saber cómo cuidar tu piel tras el verano, te traemos los mejores consejos para que mantengas tu epidermis saludable. Posiblemente debas aplicar un tratamiento distinto para tu cuerpo y para tu rostro. En ambos casos, podrás optimizar tus cuidados con una dieta adecuada y el ejercicio físico.

Usos y propiedades del cuarzo rosa

¿Qué necesitas para un excelente cuidado facial?

Es normal que tu rostro acuse la exposición al sol, así como el cloro de algunas piscinas e, incluso, la contaminación ambiental. Tras el verano, conviene hacerse un tratamiento completo para evitar la sequedad en la piel, así como el probable deterioro que haya podido sufrir por los rayos UV.

La hidratación es muy importante para tu rostro, no solo en otoño, sino a lo largo de todo el año. Te conviene tener una crema hidratante, a base de ingredientes naturales, como el aloe vera que, además, te ayuda a reconstruir las células epidérmicas.

Te recomendamos un tratamiento de peeling facial, con la ayuda de un profesional estético. Además, exfoliar tu piel ayudará a renovar los tejidos epidérmicos, devolviéndote la suavidad y elasticidad que te hace ver más joven.

Puedes optar por otros tratamientos cutáneos para quitar esas manchas de la edad que suelen aparecer en verano, así como quitarte algunas arrugas. El ácido hialurónico devolverá el brillo a tu piel, dándole también un aspecto más liso y terso.

Un adecuado tratamiento corporal

La hidratación es el mejor cuidado que puedes darle a tu cuerpo, después de haberte expuesto al calor del verano. Esta debes aplicarla de dos maneras: a través de cremas especializadas, que le otorguen a tu piel un tacto suave y agradable y por medio de una dieta adecuada.

Todo lo que ingieres repercute en tu epidermis. Así, cuando ingieres líquidos, especialmente agua, tu piel se ve más hidratada y saludable. Por eso, no debes olvidarte de tomar, al menos, dos litros de agua al día.

Asimismo, dispones de buenos nutrientes te servirá para tratar tu cuerpo. Vitaminas y minerales, tanto en cremas como en alimentos, son fundamentales. Debes incluirlos en tu dieta diaria en forma de fruta y verdura.

También te vendrá muy bien elegir geles exfoliantes que ayuden a desechar de tu piel los tejidos muertos, renovándola. No debes olvidarte de masajearla para activar la circulación sanguínea. De esta forma, logras prevenir los signos de la edad. Existen peelings que pueden devolver una textura rejuvenecida a tu piel.

Ahora que ya sabes cómo cuidar tu piel tras el verano, solo debes cuidarte del sol y sus rayos UV, aplicándote el protector adecuado. Así mantendrás tu epidermis más hidratada y menos dañada. El peeling y las cremas hidratantes te devolverán la suavidad y elasticidad que requieres. También puedes probar el ácido hialurónico para el rostro.

Sin comentarios

Añadir un comentario