Consejos para ser feliz

Consejos para ser feliz contigo mismo

Hoy sábado día 20 de Marzo es el día de la felicidad. Ese estado que tanto perseguimos y que a veces nos parece que nos esquiva. Y es que la felicidad no es algo que llegue de repente, por sorpresa y se quede con nosotros para siempre. Más bien es algo que debemos aprender a cultivar. No podemos controlar todo lo que nos pasa.

A veces, sucederán cosas buenas y otras, no tanto. Por eso, es importante empezar por nosotros mismos, cultivar una forma de ver la vida, de afrontar los problemas y de procurar realizar todo aquello que nos hace sentir bien.

Tips para atraer la felicidad

- Una sonrisa por favor. Sí, uno de los aspectos más importantes para sentirse bien es empezar por sonreírle a la vida. Que a lo mejor al principio no te sale muy natural (es normal), pero poco a poco irás dándote cuenta de que este pequeño gesto tiene un gran impacto en el día a día.

Sonriendo y mostrando una actitud positiva conseguirás sentirte mejor y, además, tu vida social mejorará, así como la relación con tu pareja, hijos o compañeros de trabajo.

- Mens sana in corpore sano. Sí. Si no lo has hecho ya, llegó el momento de empezar a hacer ejercicio. Cualquiera, nadie te pide que te machaques en el gimnasio. Simplemente muévete.

Una buena caminata todos los días, además de ayudarte a mantenerte en forma, hará que disfrutes del paisaje, te olvides por un momento de los contratiempos que van surgiendo, y te cansará, por lo que dormirás mejor. Todo son ventajas.

- Date un capricho de vez en cuando. Tanto si lo tuyo es el buen comer, como si te encanta disfrutar de una sesión de spa o de una escapada con amigos de vez en cuando, date el capricho. Es muy importante que encuentres ese momento para ti en el que hagas algo que te guste, que te haga sentir feliz.

Muchas veces, se nos juntan tantas obligaciones que, en cuanto tienes un ratito, lo quieres pasar en el sofá. Ojo, si esto es lo que te hace feliz, adelante, pero, si no, reserva un poco de tiempo para aquello que te encanta hacer.

- Relativiza. Este es otro punto fundamental en el cultivo de nuestro bienestar. En ocasiones, tendemos a creer que nuestros problemas son enormes, inabordables e, incluso, que no podemos superarlos.

Todo es relativo. Piensa en todo lo que sí te sale bien, lo que tienes, y desde ahí analiza los problemas, no desde la negatividad, sino más bien desde la búsqueda de soluciones.

Los problemas siempre van a aparecer, en una forma u otra y, por muy grandes que te puedan parecer, no dejes que te frustren. Analízalos como un obstáculo que debes saltar, como en una carrera. No dejes que te controlen los contratiempos, lleva tú siempre las riendas de la situación.

Como ves, la felicidad se trabaja, como todo en la vida. Y es posible. Es posible sentirte bien contigo mismo, con lo que haces y con lo que te rodea. Solo necesitas tener ganas y aplicar estos pequeños consejos. Notarás los cambios.

Sin comentarios

Añadir un comentario