Consejos ahorrar factura de la luz

10 consejos para ahorrar en la factura de la luz en el hogar

Si te estás planteando ahorrar en la factura de la luz de tu hogar, y más tras las últimas subidas que se han registrado, puedes hacerlo recurriendo a unos sencillos gestos. No tendrás que iluminar cada estancia de tu casa con velas ni tampoco dejar de encender el televisor. Hay otros modos de pagar menos.

Consejos para ahorrar en la factura de la luz

La clave para reducir tu consumo energético y, con él, el gasto que realizas mes tras mes está en las siguientes recomendaciones. Toma buena nota de ellas y ponlas en práctica lo antes posible. Notarás la diferencia.

1. Consulta las tarifas y condiciones de las diferentes compañías eléctricas. Si hay alguna que te ofrece mejores precios que la que actualmente te suministra electricidad, no dudes en cambiarte.

2. Analiza tu factura para saber qué tarifa y qué potencia tienes contratadas. Si las horas de consumo en las que el coste es más reducido no coinciden con tu consumo energético, lleva a cabo los cambios que consideres necesarios. Adáptala al máximo a tus necesidades reales.

3. Apaga los electrodomésticos que no utilizas. No se trata solo de que lo hagas con la tele que tienes de fondo mientras cocinas y la lámpara del salón que has dejado encendida cuando te duchabas. También es recomendable que apagues los aparatos que se hallan en stand by. Con ello, se calcula que puedes llegar a ahorrar un 10 %. Calcula cuánto supone eso a final de año.

4. Sustituye los viejos aparatos eléctricos por otros de bajo consumo. Seguro que con el cambio de lavadora, horno o lavavajillas a modelos más modernos, consumes menos electricidad. Además, los actuales son más sostenibles, por lo que el impacto en el medioambiente será también menor. Saldrás ganando por partida doble.

5. Aprovecha al máximo la iluminación natural. Puede parecer una obviedad, pero contribuirá a que dispongas de la luz que precisas durante varias horas sin que te cueste nada de dinero. No dudes en cambiar las cortinas por otras confeccionadas en un tejido que deje pasar al máximo la luz solar.

6. Opta por las luces led. Son la alternativa perfecta a las bombillas halógenas y a las fluorescentes por el ahorro que suponen. Es el momento de hacer una revisión a las lámparas que se reparten por toda tu vivienda para que compruebes que dispones de las que te aseguran un menor consumo.

7. Reduce el número de bombillas. No es necesario que enciendas todas las lámparas del salón (la del techo, la de pie, la situada sobre una mesita auxiliar, etc.). Con elegir solo una es suficiente para que la estancia esté iluminada.

8. Instala sensores de movimiento en zonas de paso. El recibidor y el pasillo son los mejores lugares para habilitar este tipo de solución. Las luces solo se encenderán cuando vayas a entrar en su zona de control y, pasados unos minutos, se apagarán solas. Ya nunca más te olvidarás de darle al interruptor para que dejen de funcionar.

9. Pásate a la energía solar. Genera tu propia electricidad instalando unas placas solares en el tejado de tu vivienda o en el jardín. Comenzarás a ahorrar desde el primer día. Además, puedes vender el excedente que no utilices y lograr un beneficio económico que te ayudará a amortizar la inversión en esta infraestructura.

10. Estudia el consumo ligado a cada aparato. Trata de saber cuánto consumen el horno, el aire acondicionado, la lavadora y el resto de elementos que se enchufan a la instalación eléctrica con la que cuenta tu casa. Una vez lo averigües, intenta moderar el uso de los que precisen de más energía para funcionar. 

Desde Girolan nos cuentan cómo calcular la potencia del aire acondicionado y así ahorrar en la factura de la luz. 

Con estas recomendaciones, la factura de la luz de tu hogar comenzará a bajar. ¡Haz la prueba!

Sin comentarios

Añadir un comentario