viajar según la gastronomía

¿Cómo planear tu viaje según la gastronomía?

El turismo gastronómico está de rabiosa actualidad y parece que, dado su éxito, cada vez son más los que se animan a viajar y descubrir la gastronomía de las distintas zonas de nuestro país. A nadie le sorprende que en torno a la cocina, a las buenas recetas que se elaboran a lo largo y ancho de nuestro territorio, se haya creado un nuevo turismo, una nueva forma de viajar. También de disfrutar de las grandes ciudades y del encanto de pequeños los núcleos. De descubrir distintas culturas, distintas formas de preparar suculentos y deliciosos platos.

¿Cómo planear un viaje para disfrutar de la gastronomía de la zona?

Los viajes gastronómicos deben ser cuidadosamente planeados, más, si cabe, que otro tipo de viajes turísticos. Para empezar deberemos elegir la zona y el lugar de destino. Consultar guías de viajes con las que podemos planear nuestras rutas y visitas a los lugares más reseñables de la zona. Pero sin olvidarnos de elegir en dónde queremos tomar las comidas del día. No en vano se trata de un viaje en el que la gastronomía tiene especial protagonismo.

Si en cualquier otro típico viaje se elige primero los lugares de interés turístico, en un viaje gastronómico todo gira en torno a los platos y los lugares en que vayamos a tomarlos. Es decir, elegiremos aquellos locales de restauración en los que desayunar, almorzar, merendar o cenar en función de la ruta que tengamos planeado hacer.

Es de sentido común elegir lugares en los que se cocine de forma tradicional o creativa, pero se trabaje con productos típicos de la zona. Pues de esta forma entenderemos desde nuestro paladar, la cultura de determinadas regiones, pueblos y ciudades. El turismo que gira en torno a la comida es mucho más que disfrutar y conocer nuevos platos.viaje gastronómico preparar

Una buena planificación con rutas señaladas debe contar con paradas concertadas para hacer degustaciones de los productos típicos. E incluso reservas en locales de restauración, será lo que marque la diferencia entre un viaje totalmente placentero, o no. Si en otros viajes la improvisación puede ser interesante, en los de este tipo lo mejor es no dejar nada al azar. Puede que sin una reserva previa no podamos acceder a determinados locales o perdamos demasiado tiempo intentando.

Una buena organización, con rutas y horarios que estén establecidos previamente nos garantizará poder probar con tranquilidad y disfrutar sin contratiempos de todos los productos y la riqueza gastronómica de los lugares que hemos elegido para nuestros viajes. Escapadas de fin de semana o vacaciones de varias semanas requieren de un plan preestablecido.

Si en un viaje de playa y sol, a lo que menos importancia le damos es en dónde vamos a comer, en los viajes de degustaciones lo más importante es poder probar la gastronomía de cada zona. Por tanto, las reservas con hora y día en determinados locales nos van a garantizar poder acceder a ellos sin problemas. Ya que no es lo mismo degustar un plato típico en un local tradicional y empaparnos de su cultura, que hacerlo en cualquier lugar.  viaje según la comida del lugar

Añadir un comentario