Cómo preparar helados saludables en casa

Cómo elaborar helados saludables en casa

En pleno verano, lo que más apetece es un buen helado, pero lo ideal es poder mantener la línea de cara al resto de vacaciones. Esto no es incompatible, ya que se pueden elaborar helados saludables en casa a través de ingredientes fáciles de conseguir y en el menor tiempo posible.

Ingredientes para helados caseros saludables

Se entiende por helado toda aquella base congelada que sea comestible, pero para que tenga mayor gracia, lo ideal es añadirle cualquier tipo de tropezón e incluso sumarle una rica cobertura.

Base

En cuanto a la base que se puede incorporar en los helados caseros pueden ser de diferentes tipos. Por ejemplo, de zumo de frutas o verduras, de batido de frutas o verduras, de leche o leche de coco o de infusión.

También se puede añadir una base cremosa, a través de cremas lácteas, yogur o quesos tiernos. Además, es posible sumarle un toque de sabor o endulzante, gracias a saborizantes como el cacao, la canela o el café; y los endulzantes que más gusten.

Ingredientes extras

A la base se pueden añadir ingredientes adicionales, los cuales se integran y se presentan en forma de tropezón al comer el helado. Los trocitos de chocolate, frutas o frutos secos pueden ser algunos de los ingredientes ideales para estos tropezones.

Coberturas

La cobertura es posible presentarla a través de un baño de chocolate, tanto negro como blanco, incluso puede forrarse el helado con frutos secos picados, coco rallado o galletas molidas. También puede usarse un baño con salsa de frutas, la cual se solidifica con el contacto del frío del helado.

Cómo elaborar helados caseros saludables

Con todo lo relatado, se tiene una idea básica de cómo puede quedar un helado casero y saludable, pero lo ideal es saber cómo convertir todos esos ingredientes en el helado idóneo para el verano.

  • Polos: para elaborar helados de polos, solo se necesita un recipiente donde congelarlos y al que se le pueda poner un palo. Lo más sencillo es recurrir a los moldes de silicona, ya que es un material perfecto y fácil de desmoldar.
  • Granizados y sorbetes: la máxima diferencia de estos con los helados es su contenido en grasa. Los helados suelen ser cremosos y contener algún ingrediente más graso de lo normal, cosa que no ocurre con los granizados y sorbetes. Se pueden elaborar con una batidora o vasos especiales para granizados.
  • Helados: los que se consideran cremosos son fáciles de hacer, con tan solo depositarlo en el congelador. Basta con remover los cristales de hielo o usar una heladora. Además, con este utensilio también se pueden hacer sorbetes.

En definitiva, refrescarse y comer sano en verano es compatible gracias a estos helados caseros. Son muy fáciles de hacer y de disfrutar en familia.

Sin comentarios

Añadir un comentario