dia de la torre eiffel

La Torre Eiffel, un monumento que refleja toda una ciudad

Si nos preguntáramos cuál es el primer monumento que se nos viene a la mente, es muy posible que pensáramos en la Torre Eiffel. Sin duda, es uno de los símbolos más conocidos de Francia y toda una muestra del savoir faire galo. Pero ¿qué secretos encierra esta estructura metálica? Este 31 de marzo, los parisinos celebrarán el día de su mayor exponente y nosotros queremos hacerte formar parte del evento.

La historia de la Torre Eiffel, tan sorprendente como única

El último día de marzo se celebra la edificación de un monumento que fue tachado de antiestético por los propios franceses. Su levantamiento causó grandes polémicas y tuvo lugar con motivo de la Expo que la capital del país iba a acoger. Todo eso quedó dos siglos atrás, concretamente, en el año 1889.

Para que nos hagamos una idea de sus imponentes dimensiones, vamos a mostrar varias cifras:

  • 5 ascensores están preparados para llevarnos a la cima para contemplar el paisaje parisino.
  • 60 toneladas de pintura son necesarias para renovar el aspecto exterior.
  • 300 trabajadores fueron necesarios para completar la obra en solo dos años, un récord para la época.
  • 7300 toneladas de hierro dan a la estructura su peculiar forma de pirámide estilizada.
  • 18 000 piezas de metal se utilizaron para construir el monumento (18 038 según fuentes oficiales).
  • 2 500 000 remaches unen los distintos elementos que conforman la torre y la protegen del viento.

¿Por qué motivo se construyó?

Si se observan los bocetos iniciales, nos sorprende ver lo diferente que podía haber sido. Esto se debe a que el proyecto pasó por numerosas modificaciones para que los franceses lo acabaran aceptando (y ni aún así lo hicieron). No obstante, la idea era conmemorar la celebración de la Exposición Universal, que reuniría a 35 países de todo el mundo.

Curiosidades de la Torre Eiffel sorprendentes

Para hacernos una idea de lo especial que es este monumento, daremos varios datos que probablemente no se conocían:

  • La idea era derribarla después de la Expo, pero decidieron mantenerla como atractivo turístico (y tuvieron éxito).
  • Hasta 17 ciudades rechazaron levantarla tras recibir la propuesta de su arquitecto, entre ellas, Barcelona.
  • Cada cinco años, el ayuntamiento parisino la pinta del color que los visitantes han escogido mediante votación.
  • Más de seis millones de personas la visitan al año, tanto como los que reciben Suecia, Portugal o Noruega.

Como se puede observar, la Torre Eiffel hace mucho tiempo que dejó de ser un monumento más . En su lugar, se ha convertido en un símbolo de identidad que comparten todos los franceses. Si aún no la has conocido, te invitamos a que planees tu próximo viaje a la ciudad de la luz y del amor. ¡Lánzate!

Sin comentarios

Añadir un comentario