Los restaurantes más originales para cenar en Barcelona

Los restaurantes más originales para cenar en Barcelona

La cena es una de esas comidas que, cuando se hace en compañía de amigos o familiares, resulta de lo más apetecible. Pero si, además, se degusta en algún restaurante original y divertido, la experiencia es mucho mejor. Conocemos los restaurantes más originales para cenar en Barcelona.

Diobar: gastronomía musical

Este restaurante se sitúa en el barrio de Born, y forma parte de la red de locales que su dueño (el grupo Dionisos) tiene en Barcelona, Madrid, Valencia y Mallorca. Se trata de un lugar en el que degustar tapas griegas, tomar una copa y bailar con música en directo.

Enigmatium: resolver un enigma nunca fue tan delicioso

Durante la velada, en este lugar se plantean enigmas a los comensales, quienes deberán debatir con otras mesas la posible resolución del problema. Sin duda, una cena muy divertida y sorprendente que se extiende a lo largo de tres horas, aproximadamente, y está acompañada de menús completos, también para vegetarianos y celiacos. Para completar la noche, Enigmatium pone a disposición de sus clientes barra libre de cerveza, agua y sangría.

El templo del placer: el erotismo por bandera

El nombre de este restaurante ya lo dice todo. Se trata de un lugar con espectáculos eróticos, protagonizados por animadores, drags, strippers y boys. Ideal para celebrar despedidas de soltero, aunque no solo se podrá disfrutar del espectáculo, sino que habrá cena y barra libre de agua, refrescos, sangría, cerveza y vino tinto y blanco.

Verne: un homenaje literario

En este restaurante, se disfruta de una comida y una velada únicas: una cena bajo las aguas del mar. Y es que el local está ambientado en la novela Veinte mil leguas de viaje submarino, del escritor Julio Verne. Así pues, se trata de un homenaje literario de lo más original que permite a los comensales experimentar en sus propias carnes el viaje submarino.

La comida de Verne, que se ubica en la calle de Aribau (en el corazón de L'Eixample) está protagonizada por tapas de mar y platos mediterráneos.

Dans le noir: una cita a ciegas con la cena

La peculiaridad de este restaurante es que sus clientes cenan con los ojos tapados. ¿El objetivo? Además de proporcionarles toda la diversión del mundo, les ayuda a que sus sentidos despierten a los sabores y les proporciona unas sensaciones mucho más intensas que cuando tienen los ojos abiertos.

Este restaurante se ubica cerca del Parc de la Ciutadella, pero también cuenta con presencia en otras ciudades españolas, como Madrid, y europeas, como Nantes, Ginebra o Burdeos. En total, son 11 ciudades en 8 países distintos los que se deleitan con la experiencia de cenar con los ojos vendados.

Palacio Requessens: una vuelta por la historia medieval

Este establecimiento ofrece una cena con espectáculo, y se ubica en la calle Bisbe Cassador. Lo peculiar de Palacio Requessens es que la puesta en escena se hace con indumentaria de la época medieval, pues se recrean las luchas de caballeros y danzas de la Edad Media.

El jardín del alma: cena romántica en un entorno de ensueño

Las cenas en pareja necesitan rodearse de armonía. Ese detalle lo cumple a la perfección este restaurante barcelonés, ubicado en el Passeig de Gràcia, en el que se apuesta por la cocina catalana de temporada. Y es que, de la misma manera que el jardín cambia con las estaciones, la comida también lo hace. Por si fuera poco, en El jardín del alma hay un hotel donde la pareja puede culminar la noche romántica.

En definitiva, la lista es larga, pero estos son los restaurantes más originales para cenar en Barcelona que no pueden dejar de visitarse, tanto en pareja como junto a amigos y familiares.

Sin comentarios

Añadir un comentario