Lugares escondidos madrid

Descubre cinco rincones desconocidos de Madrid

Por su riqueza monumental y cultural, sus infraestructuras, su variada oferta de ocio y entretenimiento y su gastronomía, Madrid no tiene nada que envidiar a otras grandes capitales. Se trata de una ciudad dinámica, que invita a descubrirla poco a poco y a vivirla intensamente. Y además de los monumentos o rincones más famosos, Madrid aún sorprende al visitante con lugares llenos de encanto que no todo el mundo conoce.

El templo de Debod

Este espectacular rincón alberga el templo más antiguo de Madrid, que curiosamente no fue construido en Madrid. El templo de Debod es una construcción perteneciente a la antigua civilización egipcia, donada a la ciudad de Madrid por el gobierno egipcio de Nasser como agradecimiento por la ayuda tras las inundaciones causadas por la reforma de la presa de Asuán. Actualmente, el Templo de Debod es un curioso trozo del Antiguo Egipto en pleno Madrid, un rincón ideal para disfrutar del atardecer.

rincones escondidos madrid

Cerro Tío Pío

Y otro de los lugares donde disfrutar del atardecer y de una bellísima puesta de sol con maravillosas vistas de la ciudad, es el cerro Tío Pío. Este lugar elevado en el barrio de Vallecas, conocido popularmente como parque de las siete tetas, es un lugar muy agradable para pasear, y para disfrutar de una espectacular panorámica de toda la ciudad.

Jardín del Príncipe de Anglona

Este jardín es un pequeño rincón verde escondido en pleno centro de Madrid, en la Plaza de la Paja, una curiosa plaza llena de vida. Se trata de un jardín que perteneció a la casa palacial del príncipe de Anglona, al que se accede a través de una pequeña entrada. En su interior, oculto por imponentes muros, se esconde un hermoso jardín de inspiración árabe, con una pequeña fuente en el centro. Sin duda, un lugar ideal donde desconectar y esconderse del caos de la ciudad.

lugares madrid poco conocidos 

La Calle de la Cava Baja

Este es otro de los rincones más castizos de Madrid, que ha sabido conservar su encanto y carácter propio. La Calle de la Cava Baja recibe su nombre porque está situada donde anteriormente estaba la cava o el foso de las antiguas murallas de la villa de Madrid. Esta calle es un lugar de visita imprescindible para los amantes de la gastronomía, ya que en ella se ubican los restaurantes más antiguos, y es una de las zonas más auténticas para tomar algo o tapear.

Barrio de las Letras

Este barrio tan castizo es llamado Barrio de las Letras debido a que los grandes literatos del siglo XVI, Góngora, Cervantes, Quevedo o Lope de Vega, vivieron en él. Además, era el centro neurálgico de los corrales de comedias madrileños, por lo que los autores ansiaban con vivir en sus calles. Actualmente, es uno de los barrios de la capital que mejor han sabido conservar ese encanto del siglo de Oro español. Además de rincones llenos de vida donde disfrutar de un aperitivo sentado en una terraza, como la Plaza de Santa Ana, también es uno de los rincones con más vida cultural de la capital. Por ejemplo, aquí se encuentra el Ateneo o el Museo de Arte Contemporáneo (Caixaforum).

barrio de las letras madrid

Sin comentarios

Añadir un comentario